Celanova

Dos encapuchados armados con pistola y escopeta atracan un prostíbulo de Celanova

Celanova

Dos encapuchados armados con pistola y escopeta atracan un prostíbulo de Celanova

Dispararon la escopeta y pistola que portaban y, tras retener a los clientes, se llevaron 500 euros

Dos encapuchados armados, uno con una escopeta y el otro con una pistola, atracaron en la noche del pasado lunes el club de alterne Limbo, situado en una margen de la carretera OU-540, a su paso por A Barxiña (Celanova). Los delincuentes, que vestían fundas de trabajo, retuvieron a las seis personas (entre trabajadoras, dueño y clientes) que había en el interior y, tras detonar las armas, se adueñaron de los 500 euros que había en la caja registradora.

El atraco se produjo sobre las once de la noche cuando el local iniciaba prácticamente la actividad, que, al ser lunes, se preveía floja. Los dos delincuentes eludieron la entrada principal. Irrumpieron en el interior por una puerta lateral, cogiendo por sorpresa al dueño y resto de personas, que no tuvieron tiempo de reaccionar. Los dos  atracadores las encañonaron con sus respectivas armas de fuego al tiempo que les pedían que no hicieran ningún tipo de movimiento y que les dieran el dinero que había en la caja registradora. 

El dueño intentó plantarles cara, pero los dos encapuchados se pusieron violentos y detonaron sus respectivas armas contra el mobiliario y techo del local, obligando, tanto al responsable del club como al resto de personas a tirarse al suelo y buscar refugio. 

Uno de los encapuchados saltó al otro lado de la barra y sustrajo el dinero que había en caja registradora, un total de 500 euros en diferentes billetes y monedas. El gerente del negocio de alterne declinó ayer hablar del atraco vivido, personas que había en el interior y confirmar si los asaltantes lo habían agredido durante el tiroteo. Argumenta que los hechos ya están en manos de la Guardia Civil.


Escaparon a pie 


Los dos delincuentes, una vez que se hicieron con los 500 euros, se dieron a la fuga corriendo hacia la carretera OU-540. El personal y clientes del local salieron al exterior y comprobaron que los atracadores continuaron la fuga a pie, portando las armas,  por la citada carretera en dirección a Ourense. 


Inspección ocular y análisis de casquillos


Desde el negocio se alertó del atraco a la Guardia Civil, que acudió de inmediato al lugar. Los agentes de la Unidad Orgánica de la Guardia Civil realizaron una inspección ocular en el prostíbulo con el  objetivo de hallar huellas que permitan identificar a los dos atracadores. Los investigadores recogieron los casquillos de las armas de fuego, que están siendo analizados por si arrojan luz en la identificación de los dos delincuentes.  Los agentes llevaban ayer las pesquisas en secreto después de tramitar diligencias al Juzgado Mixto de Celanova. La Guardia Civil no descarta que los dos asaltantes tuvieran un coche estacionado cerca, en la misma OU-540, con el que se dieron a la fuga. Los investigadores trabajan con la hipótesis de que los asaltantes conocen la zona y los accesos al negocio. 


Asaltan por tercer vez en menos de un año un bar en A Gudiña


El céntrico bar O Peregrino de A Gudiña sufrió un nuevo robo, el tercero desde el pasado mes de octubre. Los ladrones utilizaron el mismo mudus operandi que en los dos anteriores: fracturar el cristal de una ventana (es parte de la fachada del establecimiento), en la que ocasionaron desperfectos cuantificados en más de 1.000 euros. Una vez en el  interior se adueñaron de la recaudación que había en las máquinas tragaperras, más de 500 euros.

El robo se produjo en la madrugada del miércoles 17 y la Guardia Civil mantiene una investigación abierta para identificar a los delincuentes. Los investigadores no descartan que se trate del mismo autor que en los dos robos anteriores.

Los efectivos del instituto armado revisaron las cámaras de seguridad y recaban datos entre los residentes de la calle Beato Sebastián Aparicio (en la que está ubicado el local) por si su testimonio puede arrojar luz en la identificación del ladrón o ladrones.

Joyas y dinero
Este no fue el único robo en los últimos días en la provincia. Una vecina de Trives, de 75 años, denunció que los delincuentes se adueñaron de más de 1.500 euros  y diversas joyas que guardaba en su vivienda. La afectada no precisó la fecha exacta en que se produjo la sustracción, pero sospecha que fue entre los pasados días 6 y 15 de julio, tras ausentarse. 

La Guardia Civil centra la investigación en el mismo municipio ante la sospecha de que los delincuentes conocían lo que había de valor en la vivienda. n

Más en Celanova