Celanova

Lleva el coche a lavar circulando a 216 kilómetros a la hora

Celanova

Suceso

Lleva el coche a lavar circulando a 216 kilómetros a la hora

Una señal de STOP, en una imagen de archivo.
photo_cameraUna señal de STOP, en una imagen de archivo.

La Guardia Civil de Tráfico interceptó a una conductora de Reboredo (San Cibrao), de 32 años, circulando a 216 kilómetros por la autovía AG-31 (Rante-Celanova) cuando se dirigía a un taller de lavado de automóviles en A Manchica (A Merca).

Los agentes la sorprendieron en la tarde del pasado martes durante un control de velocidad con un radar móvil en el citado vial.

El aparato, instalado en el kilómetro 3 de la vía de alta capacidad, recogió la velocidad a la que circulaba el vehículo. La cifra encendió la alerta en las distintas patrullas, que estaban apostadas cuatro kilómetros más adelante, en sentido Celanova, que se dispusieron a parar la conductora con el objetivo de sancionarla por un exceso de velocidad, dado que el límite máximo es de 120 en ese tramo.

Pero la espera resultó infructuosa. La conductora abandonó la autovía un poco antes, en el enlace con el municipio de A Merca.

Los agentes fueron en su búsqueda, localizando el vehículo en un taller de lavado en la localidad de A Manchica. Los agentes lo primero que hicieron fue recabar información sobre la franja horaria en la que había entrado el coche en las instalaciones. Minutos después de la recogida en la fotografía que había realizado el radar, ante lo que localizaron a la conductora en su domicilio. 

Según dio a conocer la Guardia Civil, la afectada no se entero de que había sido interceptada por el cinemómetro. Tampoco que intentar darse a la fuga de los agentes, ante lo que le tomaron declaración en calidad de investigada como presunta autora de un delito contra la seguridad vial.

Tráfico interceptó el pasado viernes a otro conductor a 200 kilómetros a la hora en la A-52.