REPORTAJE

Mojones reciclados en Cartelle

La nostalgia ha puesto en valor a los mojones, guías durante muchos años de los conductores en las carreteras. Cientos de ellos prestan ahora servicio en el centro ecuestre de O Mundil, reciclados como sillas, mesas o cierres. 

Los hitos haciendo de patas de una mesa de piedra y de taburete para sentarse, delimitando uN aparcamiento de caravanas, delimitando una zona ajardinada o mojones a modo de pared.
Los hitos haciendo de patas de una mesa de piedra y de taburete para sentarse, delimitando uN aparcamiento de caravanas, delimitando una zona ajardinada o mojones a modo de pared.
Mojones reciclados en Cartelle

Fueron de las primeras señales de circulación en las carreteras de la provincia, en las que permanecieron hasta los años noventa para indicar a los conductores el punto kilométrico y carretera en que se encontraban. 

Se convirtieron en todo un símbolo en la red viaria, siendo aprovechados por los viajeros para posados fotográficos, para sentarse durante un descanso o para citas. Pero las sucesivas normas de la Dirección General de Tráfico (DGT) terminaron por sustituirlos por  señales mucho más pequeñas y metálicas, condenándolos al olvido.

Cientos de ellos cumplen ahora otra función en el centro ecuestre O Mundil de Cartelle. El responsable  y promotor de las instalaciones hípicas, en la actualidad alcalde del municipio, Jaime Sousa, los aprovechó para construir mesas de piedra, delimitar espacios ajardinados, zonas de aparcamiento de caravanas e incluso para instalar grifos de agua a modo de fuente ornamental. Cuatro de ellos sirven de base a una parrilla metálica para elaborar barbacoas.

Los hitos llevan años en el lugar pero pasan inadvertidos para los vecinos y visitantes, excepto para Jaime Sousa Seara, que se siente orgulloso con su conservación. "Iban a tirarlos, enterrarlos y aquí creo que quedan bien, que son una maravilla, algo al menos curioso", asegura, puntualizando que para hacerse con los mojones pidió los correspondientes permisos a la Administración. "No me apropié de nada", añade.

Los mojones recuperaron valor histórico en los últimos tiempos al surgir un grupo de aficionados con el blog en internet que bautizaron "En la carretera classic".


Recuperación


Los autores de este blog tiene fijados unos 300 que aún sobreviven en las carreteras gallegas, de ellos unos 70 en la provincia de Ourense. En la actualidad, este grupo de aficionados está elaborando un estudio para fijar todos los que aún quedan en el mapa de carreteras españolas para conservarlos como  patrimonio artístico, iniciativa para la que piden colaboración ciudadana.

La mayor parte de los mojones estaban pintados. Los de las carreteras nacionales tenían color rojo, mientras que los de la red autonómica eran verdes. Los de las viales locales tenían colores amarillos.

La mayor parte de los que se conservan en el en el centro ecuestre O Mundil conservan parte de la pintura, aunque está deteriorada a causa del paso del tiempo. Los trabajadores los repintaran pero sin tener en cuenta la titularidad de la carretera de la que fueron retirado. En uno de ellos incluso figura en rojo el nombre de Nacho.

En el centro ecuestre jugaban en la mañana de este miércoles varios jóvenes al fútbol, mientras otras se divertían en el parque infantil o visitando a los caballos. La presencia de los hitos les resulta tan familiar que la mayoría desconocía su procedencia y función que realizaron.