La Región

ÚLTIMA LLAMADA

Pérez Cortés: "Ya ni creo que sea la última"

"Intenté dejarlo hace ocho años, después por un problema familiar y también ahora, pero me han pedido que siga y aquí estoy", asegura José Antonio Pérez Cortés, cabeza de lista del PP y alcalde de Quintela de Leirado desde 1976

José Antonio Pérez Cortés posa en su despacho unos meses después de ganar las últimas municipales.
José Antonio Pérez Cortés posa en su despacho unos meses después de ganar las últimas municipales.
Pérez Cortés: "Ya ni creo que sea la última"

La Última llamada a los últimos de la lista se salta el guión, pero la historia lo merece porque cada vez hay más papeletas de que el protagonista se convierta en el último de los alcaldes preconsititucionales en soltar el bastón de mando. Han pasado 43 años desde que José Antonio Pérez Cortés alcanzó la Alcadía de Quintela de Leirado por accidente. "Mi llegada en 1976 fue muy fácil. El alcalde anterior tuvo un pequeño problema con una comunidad de vecinos por una traída de agua y el gobernador civil lo destituyó. En aquellos tiempos había que presentarle una terna y él nombraba a una persona para que fuera votada por la corporación municipal. Éramos siete y cinco votaron a favor, uno no vino y otro se abstuvo. Y ya me dirás, con 26 años era alcalde nombrado por el gobernador civil. Franquista nunca he sido, sólo me he limitado a cumplir siempre con la ley", anticipa José Antonio Pérez acostumbrado a que en las entrevistas le recuerden la época de la dictadura por su larga trayectoria.

Al salir del seminario emigró durante cuatro años a Guinea Ecuatorial, donde estaba su padre, con la intención de hacer el servicio militar obligatorio, aunque con la independencia tuvieron que volver y cumplió con el ejército en Santiago, en el edificio que hoy acoge el Parlamento de Galicia. Después montó granjas, se hizo cooperativista de Coren, lo hicieron alcalde y "de la mano de don Eulogio Gómez Franqueira" se presentó a las primeras elecciones de la democracia en 1979 bajo las siglas de UCD. "Nunca pensé que iba a estar tantos años. Me presenté a las primeras elecciones y gané con mayoría absoluta, en las segundas tuve más votos, en las siguientes más y en unas el pleno de la corporación municipal. Cuando vas haciendo cosas por tu pueblo y ves que los vecinos te quieren, te anima a seguir trabajando". 

Con esos resultados podría tener aspiraciones políticas más elevadas. "Nunca me invitaron, aunque tampoco lo intenté. La política hay que hacerla, pero para mí los más importante son mis vecinos". Del trabajo en estos 43 años se siente orgulloso del cambio que pueden apreciar los más veteranos del lugar. "Tenemos buenas carreteras, un buen saneamiento, buen alumbrado, un transporte público muncipal que la gente mayor agradece mucho para ir al médico, piscina pública, una casa comunitaria que acoge a 12 personas internas, el centro de salud y la casa consistorial son nuevos, estamos edificando un pequeño auditorio y un centro de interpretación y la Diputación de Ourense nos está haciendo una vía de comunicación con Celanova que es muy importante para nuestra zona." 


Relevo


Tras ganar las últimas elecciones, afirmó en  una entrevista con Laura Fernández en La Región: "No descarto dejar la Alcaldía antes de los cuatro años de mandato". Ese tiempo ha pasado, su hijo, Pablo Pérez, es diputado provincial y lo ha sustituido en la presidencia local del partido, pero sigue ocupando el segundo puesto de la lista. "Precisamente él no quiere que me jubile. Los compañeros me han pedido que siga y no les he podido decir que no". No es la primera vez que intenta ceder los trastos. "Voy a ser muy claro. Pensé dejarlo hace ocho años, me convencieron y continué. Después tuve un problema familiar (su hijo José Manuel falleció repentinamente a finales de enero de 2017) pero no me dejaron marchar. Y ahora quise irme, pero me han pedido que me presente y aquí estoy". 

Si gana, y sólo compite contra la lista del PSOE,  Quintela de Leirado llevará con el mismo alcalde 47 años. ¿Será esta la última vez que encabece la candidatura? "Supongo que sí, pero ya ni creo que sea la última".