Celanova

Un pueblo bolense lleva 13 años esperando por una depuradora

Celanova

Un pueblo bolense lleva 13 años esperando por una depuradora

El BNG acusa a la regidora de "amenazar" a los vecinos con sanciones por vertidos no autorizados

Una decena de vecinos de Cacabelos, en A Bola, llevan desde 2007 esperando por el servicio de abastecimiento y saneamiento municipal. Los nacionalistas critican que los propietarios de viviendas de este núcleo de población abonaron hace 13 años el "enganche" del desagüe (150 euros) y del agua (80 euros) pero, a día de hoy, carecen de estos servicios de los que se tienen que hacer cargo de forma individual.

La situación salió a la palestra en el último pleno y la portavoz del BNG, Vanesa García, asegura que "a veciñanza quéixase de que a alcaldesa atrasa unha e outra vez a posta en funcionamento do servizo prometendo unha depuradora que nunca chega e evitando a solución que deu na maioría de aldeas da contorna a través de pozos comunitarios que recollen os residuos", señalan desde el BNG, quienes urgen una solución al tiempo que lamentan el "abandono" de este pueblo, cuyos vecinos son tratados como "cidadás de segunda categoría".

La regidora, Teresa Barge, explicaba ayer, tal y como hizo en una carta enviada a los vecinos de Cacabelos con fecha de 31 de julio, que la instalación efectuada hace más de una década es la primera fase del proyecto para dotar al núcleo de saneamiento. Barge aseguró que la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil finalizó a principios de este año la redacción de un proyecto, valorado en 750.000 euros, que incluye una estación depuradora de aguas residuales (EDAR) que complete el servicio en la zona y mejore la calidad de las aguas del río Ourille. 


Requerimiento


La misiva enviada por el Concello tenía como fín, en palabras de la alcaldesa, el recordar especialmente a los vecinos no habituales de la zona, cuál es la situación actual y de la imposibilidad de usar la red de saneamiento mientras no esté completa. "Os tubos metéronse no seu momento e os enganches deberían estar precintados ata que se complete a rede", dijo Barge, quien firma que "os vertidos que cada casa emita deberán contar con fosa séptica ou similar e autorización de verquidos do organismo de conca". A la alcaldesa del PP no le consta que se esté haciendo un uso indebido de la red, pero de confirmarse algún caso, se abriría el "correspondiente expediente sancionador".

Los nacionalistas califican la carta de "amenazante", considerando "intolerábel a forma e o ton con que a alcaldesa se dirixe á veciñanza de Cacabelos e esixe da Alcaldía unha rectificación e unha desculpa con estas familias", al tiempo que consideran que Barge trata de "descargar sobre eles a súa responsabilidade como rexedora e ocultar a súa ineptitude como xestora".