Celanova

Ramirás analizará el arsénico que se genera en el Tuño

Celanova

Ramirás analizará el arsénico que se genera en el Tuño

El concejal del BNG de Ramirás, Marcos Meléndez, muestra las analíticas del agua en Ramirás.
photo_cameraEl concejal del BNG de Ramirás, Marcos Meléndez, muestra las analíticas del agua en Ramirás.
El edil del BNG acusa a la alcaldesa de ocultar las analíticas, que Gil dice que están en el inforne

En el Concello de Ramirás hace semanas que se está surtiendo con camiones cisterna el depósito de agua de Pereira (Paizás) con el objetivo de garantizar un suministro de calidad a los vecinos, en alerta ante un posible incremento de la presencia de arsénico de origen natural en el río Tuño, de donde se capta el agua que abastece a unos 300 vecinos de Freás, Mosteiro, Paizás y Vilameá. La aparición de arsénico es casi una constante cada verano y la alcaldesa Isabel Gil ha iniciado una lucha contra la hidroeléctrica San Miguel que explota el río, al considerar que el cierre de la presa y que no se turbine con frecuencia en época estival provoca mayores concentraciones de arsénico. "Sanidad nos ha pedido un informe muy exhaustivo y en ello estamos", señalaba Gil.

La confirmación de esta situación se produce días después de un tenso pleno tras el cual el concejal del BNG, Marcos Meléndez, acusó a la regidora de ocultar a la Corporación y a los vecinos, los resultados de dos analíticas realizadas a finales de junio que detectaron concentraciones de arsénico superiores a los niveles recomendados por la OMS (10,1 y 14,1 microgramos por litro, cuando la Organización Mundial de la Salud fija el máximo en 10). Meléndez, que previamente había tenido acceso al expediente de gestión de aguas de este año, no había encontrado los resultados de los análisis efectuados en el depósito de Pereira, pero sí las facturas de la farmacia. De ahí que en la sesión plenaria exigiera la documentación completa. "O secretario informou que descoñecía a existencia das mesmas. Despois de moito insistir, a alcaldesa entregounas. Resulta que eses informes nunca pasaron polo rexistro municipal. Despois soubemos que chegaron ao Concello nun sobre fechado con orde de entregar en man a Isabel Gil", dice Meléndez. La regidora asegura que los resultados estaban en el expediente.

El edil del BNG, en el transcurso de la revisión del expediente, comprobó la existencia de dos informes de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil y de la empresa concesionaria de las presas del Tuño en los que se informaba de niveles de arsénico por encima de los permitidos; así como de las "advertencias" de Sanidade ante "varias irregularidades na información que o Concello de Ramirás está remitindo ao Sistema de Información Nacional de Aguas de Consumo".