Celanova

Sabor celanovés en Cuba

Celanova

Provincia

Sabor celanovés en Cuba

Antonio Puga, Rosario Álvarez y Antonio Rodríguez en la inauguración de la exposición.
photo_camera Antonio Puga, Rosario Álvarez y Antonio Rodríguez en la inauguración de la exposición.
La inauguración de "O soño cubano da emigración galega" sirvió para homenajear ayer, en la Casa dos Poetas de Celanova, a las grandes figuras y vecinos anónimos que, durante décadas, cruzaron el charco en una aventura que marcó la cultura y sociedad de ambos países.

La cronología de la emigración gallega en Cuba centra la exposición con la que la Casa dos Poetas cerrará el año 2020. Una obra itinerante que, si bien por su contenido es adecuada y extrapolable al concello gallego, en Celanova adquiere una relevancia especial dada la herencia que dejaron vecinos de estas tierras en la historia de la isla caribeña y viceversa. 

Sin la emigración gallega en Cuba "é moi posible que hoxe non só non existise a Fundación Curros Enríquez, senón que probablemente nin existiría a propia casa que hoxe acolle esta mostra", destacaba en su intervención el alcalde de Celanova y presidente de la Fundación Curros Enríquez, Antonio Puga, quien recordaba el papel que jugó la Unión Orensana de la Habana en la adquisición de dos terceras partes de la casa natal del poeta en el año 1927 por 16.000 pesetas y, en la década de los años cincuenta, con la creación del primer patronato celanovés. Hechos que, entre otros aspectos, motivaron la entrega del galardón "Celanova Casa dos Poetas" al colectivo cubano en el año 2015.

Rosario Álvarez, la presidenta del Consello da Cultura Galega (CCG), impulsora de la muestra con la colaboración de la Secretaría Xeral da Emigración, destacó en el acto el "intenso vínculo entre Cuba e Celanova e que ten un dos seus máximos expoñentes na figura de Curros Enríquez". No obstante, la relación de Celanova con la isla caribeña va más allá del autor de "Aires da miña terra". Tal y como se encargó de recordar Antonio Puga, la diócesis cubana de Pilar del Río tiene advocación a San Rosendo; el canonizado Faustino Míguez, natural de Acevedo do Río, fue enviado a Cuba para la inauguración del primer colegio de los padres escolapios y, previamente, otro celanovés en este caso de Freixo, Enrique Pérez Serantes, pasó a la historia por ser el obispo que salvó la vida a Fidel Castro.

13.000 DESCENDIENTES

El médico celanovés Cesáreo Fernández Losada, que ocupó el cargo de inspector general de Sanidad, o la escritora Anisia Miranda Fernández, mujer de Xosé Neira Vilas, son otras de las personalidades que vinculan las Terras de Celanova con Cuba. Nacida en Ciego de Ávila (Cuba) sus padres eran oriundos de Verea y Ansemil (Celanova), "onde sempre se sentiu identificada", matizaba Puga. En la actualidad, "viven neste país americano máis de 13.000 descendentes de ourensáns", destacaba en su discurso el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, a lo que Álvarez añadía la "pegada" dejada por los gallegos en Cuba en la arquitectura, el paisaje urbano,... y también los ecos cubanos que llegaban a Galicia con el regreso de muchos emigrantes y también con las noticias y regalos procedentes desde la isla en forma de folclore, usos y costumbres, gastronomía,... "Que imos a dicir na terra do licor café!", apuntaba Álvarez.

La exposición recrea las diferentes etapas de la emigración, desde el embarque en origen, pasando por el asociacionismo, la situación de la mujer o las publicaciones y proyectos políticos para Galicia surgidos en Cuba. Los interesados pueden visitarla de lunes a sábado, de 10,00 a 14,00 y de 16,00 a 18,00 hora, hasta el día 24 de enero en el número 37 de la calle Curros Enríquez.

El vínculo entre Cuba y Celanova  tiene uno de sus máximos exponentes en la figura de Curros Enríquez, pero no es el único

Más en Celanova