La Región

TEMPORAL

La tormenta dejó huella en A Limia y la villa celanovense

Un supermercado tuvo que cerrar por el corte de una tubería y un rayo cayó en un vial en Sarreaus
Estado en que quedó la carretera afectada por un rayo en Sarreaus.
Estado en que quedó la carretera afectada por un rayo en Sarreaus.
La tormenta dejó huella en A Limia y la villa celanovense

Los efectos de la fuerte tormenta registrada el miércoles fueron especialmente importantes en algunos puntos de la provincia. Las abundantes lluvias, que incluyeron en algún caso la caída de granizo, fueron especialmente notables en A Limia. Por la tarde, la granizada y el temporal sorprendían a los deportistas del campo de fútbol del Antela y causaba estragos no muy lejos de allí, en Rairiz de Veiga, en donde este miércoles la empresa concesionaria del servicio de iluminación tenía que echar mano de un generador para proporcionar luz pública, a causa de una avería en el sistema general. 

Otra de las zonas afectadas fue el municipio de Sarreaus, donde un rayo partió en dos una de las carreteras municipales, concretamente la que va desde Cortegada hacia Portela.

En Celanova, durante la mayor parte de la tarde la tormenta no dió tregua, sucediéndose numerosos rayos y fuertes lluvias que no pararon a lo largo de toda la jornada. El temporal acabó por provocar un reventón en las tuberías durante la madrugada de este miércoles. 

Los trabajadores municipales se trasladaron en la mañana de este miércoles a la calle Santo Tirso para arreglar las tuberías, que impidieron la apertura durante toda la mañana del supermercado Día, al encontrarse justo delante de ese establecimiento la rotura. Las obras continuaron también durante parte de la tarde.

En los concellos cercanos al de Celanova no hubo constancia de ningún problema o efectos relacionados con la tormenta y la fuerte lluvia. En algunos de ellos, como es el caso del Concello de Lobios, se registraron lluvias pero sin provocar daños.


Inundaciones en algunas naves del polígono industrial de Xinzo de Limia


La parroquia da Pena, perteneciente al Concello de Xinzo de Limia, fue una de las zonas más afectadas y castigadas por la tormenta y los fuertes vientos que se sucedieron ayer desde bien entrada la tarde. Como consecuencia del temporal, se registraron varias inundaciones en el polígono industrial de Xinzo de Limia, así como algunos estragos en las fincas de patatas y fuerte granizada en Trandeiras. No obstante, esta situación no afectó en mayor medida al cultivo de patatas, pues "fueron casos puntuales, muy poca cosa", como asegura el presidente de la productores patateros de A Limia, Amador Díaz. 

Por otro lado, también en la parroquia da Pena se registraron daños en las fincas y en algunos tejados por culpa del granizo. "A pedra arrasoume con todo, tiña tomates, pimientos, melocotóns, verza blanca...", asegura Guillermo Budiño, presidente de la Indicación Xeográfica Protexida Pataca de Galicia. Además, con su pluviómetro registró hasta "42 litros por metro cuadrado nunha hora". A diferencia de estos cultivos, la tormenta no alteró ni provocó inundaciones u otros efectos en los viñedos de las distintas denominaciones.