Celanova

Verea contará con una casa comunitaria en Bangueses

Celanova

CELANOVA

Verea contará con una casa comunitaria en Bangueses

Sonia Otero y su sobrina, Noelia Otero, llevarán las riendas de la vivienda comunitaria O Albergue de Bangueses, en Verea.
photo_cameraSonia Otero y su sobrina, Noelia Otero, llevarán las riendas de la vivienda comunitaria O Albergue de Bangueses, en Verea.

El antiguo cuartel de la Guardia Civil, que también fue albergue, acogerá un centro residencial

Una vivienda comunitaria para personas mayores de 60 años es el nuevo uso que el Concello de Verea dará al antiguo cuartel de la Guardia Civil situado en el núcleo de Bangueses de Arriba. 
La edificación, que también funcionó unos años como albergue y establecimiento de hostelería, protagonizará hoy sábado una jornada de puertas abiertas a partir de las 17,00 horas para que vecinos y posibles usuarios puedan conocer las distintas dependencias.

"Para Verea es muy importante contar con un centro de estas características, el primero del concello", destacaba el alcalde de la localidad, Juan Antonio Martínez, que subrayó como las instalaciones darán respuesta a una demanda cada vez más acusada en el medio rural, como es la atención de las personas que viven solas, "además de dar uso a un edificio que llevaba varios años cerrado", matizó el regidor "popular".

Ingresos municipales
La vivienda comunitaria, de titularidad municipal que se gestionará a través de la iniciativa privada, cuenta en sus 486 metros cuadrados con tres habitaciones dobles y seis individuales para un total de 12 personas válidas. "La idea es hacer de este centro un hogar para los mayores, preferentemente de la zona por eso de mantener los vínculos con sus raíces familiares y de vecindad, aunque estamos abiertos a todo el mundo", resaltaba Sonia Otero, gerente de la vivienda comunitaria que ofrecerá servicios asistenciales, manualidades y ejercicios de mantenimiento. "Más adelante queremos hacer cursos y actividades abiertas a la población del entorno", matizó Otero.


La licitación del edificio, además de un servicio asistencial y la creación de tres puestos de trabajo en el rural (cuando esté al máximo de su capacidad), reportará unos ingresos anuales de 3.396,91 euros a las arcas municipales (51.000 euros durante los 15 años de duración del contrato).