La Región

PAPELES DEL ROCK

Alfombras rojas para macarras de barrio

El Rock’n’Roll Hall of Fame fue una idea creada por uno de los más grandes talentos de la historia de la industria discográfica en Estados Unidos: Ahmet Ertegun

Def Leppard, cuyos álbumes ‘Pyromania’ y “Hysteria” se encuentran entre los 10 discos más vendidos en el mundo del rock duro
Def Leppard, cuyos álbumes ‘Pyromania’ y “Hysteria” se encuentran entre los 10 discos más vendidos en el mundo del rock duro
Alfombras rojas para macarras de barrio

No hace tanto tiempo… Allá por los años 70 y 80, los músicos de rock y sus seguidores eran considerados gente peligrosa. No era aconsejable cruzarse con ellos de noche en según que barrios, y por supuesto, su aspecto desaliñado, sus melenas, las cazadoras y el aspecto amenazador que lucían hacía imposible que se les permitiera la entrada en cualquier local con decoro y cuya clientela se considerase respetable. Años después, gente como Led Zeppelin, Mick Jagger o Eric Clapton ha sido condecorados con las más prestigiosas distinciones del gobierno británico, se les ha otorgado el título de “Sir” por la Reina de Inglaterra -¿se imaginan a Isabel II nombrando Sir John a Johnny Rotten mientras alguien silba por debajo “God Save The Queen” o “Anarchy In The UK”?- y han ganado el respeto de la misma sociedad que dos generaciones antes les consideraba un peligro público, merced sobre todo a los sustanciosos ingresos que han hecho ganar a la industria audiovisual británica. 

En el mismo sentido, en Estados Unidos cada año la industria musical que trabaja en el mundo del rock celebra una suerte de ceremonia de entrega de los Oscars con mucho más prestigio que los devaluados Grammy, cuyo concepto del rock es, llamémosle peculiar. Baste recordar que hace años se concedió un Grammy al mejor artista de “rock latino” a Juanes (¿?). 

Esta ceremonia es la fiesta anual del Rock'n'roll Hall Of Fame, institución cuyos galardones sí poseen solvencia, credibilidad y prestigio. 

El Rock'n'Roll Hall of Fame fue una idea creada por uno de los más grandes talentos de la historia de la industria discográfica en Estados Unidos: Ahmet Ertegun, ejecutivo ligado toda su vida al sello Atlantic Records y en cuya hoja de servicios se encuentran entre otras iniciativas, el fichaje de Led Zeppelin para Atlantic en 1968, la explotación y la distribución mundial en exclusiva del catálogo de los Rolling Stones de 1971 a 1979 y convencer a la compañía de que no despidieran a AC/DC, justo antes de que estos grabaran su millonario "Highway To Hell". Al lado de los abogados Suzan Evans y Allen Grubman, el editor de la revista Rolling Stone, Jann S. Wenner y los empresarios musicales Seymour Stein, Bob Krasnow y Noreen Woods, puso en pie este proyecto en la primavera de 1983 como una Fundación destinada a la difusión y conocimiento del mundo y la cultura rock a través del reconocimiento de la trayectoria y la aportación al rock de sus grandes artistas, intérpretes y compositores. 

Aunque se pensó en principio que el Rock'n'Roll Hall Of Fame tuviera su sede en Nueva York, fue idea del propio Ertegun instalarlo en Cleveland, en tanto que fue allí donde Alan Freed empezó a hablar en sus programas de radio de una nueva música que se llamaba Rock'n'Roll. En la actualidad, sus instalaciones albergan una sala-teatro para conciertos y un museo de historia del rock en el que se conservan alguna de las colecciones de memorabilia más importantes del mundo y un archivo-biblioteca audiovisual interactivo que incluye más de 3.500 libros, 14.000 grabaciones de audio y 2.700 vídeos relacionados con el mundo del rock.

Las reglas de Rock'n'Roll Hall of Fame establecen que los artistas son elegibles 25 años después de que se lanzaron sus primeros discos, pero el Hall también afirma que otros "criterios incluyen la influencia y el significado de las contribuciones de los artistas al desarrollo y la perpetuación del rock 'n' roll". Las invitaciones a participar en las votaciones para designar cada año a quien se propone formalmente que ingrese en la fundación se envían a un listado de 1.500 artistas, historiadores y profesionales de la industria de la música más una selección de público general que puede inscribirse, y que son quienes deciden mediante su voto el artista o grupo que es presentado en el Rock'n'Roll Hall Of Fame.

El próximo 29 de marzo se celebra de nuevo la ceremonia de invitación a formar parte del Rock'n'Roll Hall Of Fame en el Barclays Center de Brooklyn, Nueva York. Este año, la noticia es que uno de los grupos de hard rock/heavy metal que más millones de discos han vendido en la historia, pero sin embargo más criticados fueron durante muchos años por la prensa musical, los ingleses Def Leppard, cuyos álbumes "Pyromania" (1983) y "Hysteria" (1987) se encuentran entre los 10 discos más vendidos en el mundo del rock duro desde el año de su edición, son los invitados. Y recién bajado del olimpo de los Oscars por el éxito de su biopic "Bohemian Rhapsody", el maestro de ceremonias que les introducirá en esta institución, Brian May, el guitarrista de Queen. 

Una graciosa anécdota ilustra el motivo de la elección del gran guitarrista británico para acompañarles en esta cita. Phil Collen, guitarra de Def Leppard, declaró recientemente a la prestigiosa revista online Blabbermouth.net: “Habíamos hecho un concierto en Las Vegas, y dio la casualidad de que Queen tocaban allí al día siguiente y de que nos alojábamos en el mismo hotel. Por la mañana, me encontré con Brian en el gimnasio y me dijo: “¿Estáis tocando esta noche?” Yo le dije que sí y entonces me comento: “nosotros también, acabaremos sobre las 9 de la noche, ¿a que hora termináis vosotros?”. Le contesté: “Terminamos alrededor de las 11”. “Vale, me acercaré a veros”. Y apareció. Había hecho un show con Queen y vino a vernos, lo cual fue simplemente increíble. Brian es una de mis mayores influencias. Le amo. Si alguien tenía que presentarnos en el Rock'n'Roll Hall Of Fame, tenía que ser Brian May”.    

El segundo guitarra de la banda, Vivian Campbell, declaró igualmente que “estamos entusiasmados por poder formar parte de esta institución. Def Leppard nunca hemos sido el tipo de banda que ha recibido muchos elogios de la industria, aunque tenemos una base de fans tremendamente fiel y siempre la hemos tenido, durante muchos, muchos años, y creo que uno de los aspectos más emocionantes de ingresar al Rock'n'Roll Hall Of Fame es que en realidad obtuvimos la mayoría de votos del público general, de los fans. Eso significa todo para nosotros”.   

La cadena de televisión HBO transmitirá una versión editada de la ceremonia el sábado 27 de abril a las 8 p.m. EST. Por su parte, por si alguien quiere conocer su música en profundidad a finales de 2018 se ha editado un excelente álbum recopilatorio con todos los grandes clásicos de Def Leppard llamado ‘The Story So Far’ y si alguien quiere verles en directo, este año son los cabezas de cartel de uno de los más conocidos festivales del verano a nivel estatal, el Rock Fest de Barcelona, a primeros de julio. 

Y pensar que en su Sheffield natal a finales de los 70 la policía les paraba constantemente y les registraba en busca de drogas y de armas blancas...