Cultura

Exposiciones de Míguez y Rogowicz

Cultura

Arte et Alia

Exposiciones de Míguez y Rogowicz

Algunas de las obras de José Antonio Míguez expuestas en Afundación.
photo_cameraAlgunas de las obras de José Antonio Míguez expuestas en Afundación.
La exposición de José Antonio Míguez parte de secuencias geométricas para buscar el silencio desde la armonía matemática

Se presenta el hispano-venezolano de origen ourensano José Antonio Míguez (1957) en la sala de arte de la Praza Maior de la ciudad, Afundación, que preside el Dr. Miguel Ángel Escotet Álvarez. Las más recientes obras de Míguez, apellido con resonancias evocadoras al municipio de Celanova, han viajado desde la sala que tiene Abanca en el Cantón Grande de A Coruña, tras concluir la exposición a fines del pasado agosto, y lucen brillantes en la sala superior del significado edificio histórico de Ourense.

Esta interesante exposición, pequeña para lo que acostumbra la entidad crediticia, parte de secuencias geométricas para buscar el silencio desde la armonía matemática, unha teima en la que el autor, economista de formación y profesión, comenzó a expresarse en los últimos años. Construye para ello formas planas que dan la sensación de profundidad a partir de campos de color. Desde el fondo blanco, combinado con el negro, genera composiciones bícromas de formas simples que organiza de manera matemática.

Son las suyas unas proposiciones abstractas en las que el color tiene un protagonismo simbólico binario, de luz/oscuridad, día/noche, en equilibrio. Todo comenzó con las mándalas hace tres años, geometrismos circulares nacidos en el contexto de la India, utilizados por el Hinduismo y Budismo, proceso de base desde el que llegó a occidente y Leonardo de Pisa, siglos XII-XIII, y la serie de Fibonacci, secuencia de números enteros en la que cada término es igual a la suma de los dos anteriores.

Son obras realizadas desde las proporciones, utilizando programas de ordenador para llegar al Arte Óptico y Cinético que el argentino Julio Le Parc y Víctor Vasarely, artista húngaro-francés, desarrollaron hace décadas. No es causalidad que Míguez participara en la colectiva de la Galería madrileña Odalys «Arte sensorial. Geometría y cinetismo en Latinoamérica» el pasado año.


Kataryna Rogowicz


Aparece esta artista polaca en Ourense para la exposición mensual del Espacio de Arte RV, de Roberto Mariño, tras un viaje por el norte en el que le conoció e invitó a exponer tras co-financiar su libro '17+1 Haiku', con texto de Juan González de las Casas.

kateryna rogowizc arte

Para ello se inspiró en la colección otoño/invierno 2019-20 que el conocido y respetado modisto de Verín, y su equipo, han preparado una gran instalación con materiales reciclados de lana 100% cachemir, piedra de Formentera y arena volcánica de Lanzarote, acompañada de menudos dibujos, formando dípticos/trípticos, toda una muestra de creatividad e imaginación desde el lápiz, pasando por la plumilla, tinta china y collage.

Rogowicz (Sosnowiec-Polonia, 1971) está afincada en Murcia desde los años noventa, ciudad donde se licencia en diseño gráfico en Bellas Artes, especializándose en Tejido Artístico por la U.P. de Turno, Varsovia. Ha representado a España en 2016 en la Vª Bienal Iberoamericana de Diseño, tras haber obtenido el premio en la categoría “Arte al Mejor Proyecto Expositivo” de 2013.

Su investigación y creación interdisciplinar con diseño e ilustración le ha llevado a la edición, caso de sus exposiciones este año en el centro murciano Párraga y Ceuta con «17: El triángulo D+I+H (Diseño+Ilustración+Haiku)». Una mujer creadora generadora de arte.