Cultura

Lucha a muerte… con el lápiz en la mano

Cultura

Cómic

Lucha a muerte… con el lápiz en la mano

Detalle de una viñeta dibujada por El Hombre Tucán para un combate de la primera ronda.
photo_camera Detalle de una viñeta dibujada por El Hombre Tucán para un combate de la primera ronda.
Dos ilustradores ourensanos participan en la edición online del Combate de Debuxantes, un torneo de pelea artística dentro del festival Autobán BD

Estos días, una avoa de aldea se parte la cara con un arqueólogo asirio, y un luchador con máscara de tucán le canta las cuarenta a una perra hacker que controla un robot pizzero. Los combates son encarnizados, y tienen lugar en las redes sociales de Autobán BD, el festival coruñés de autoedición y cómic de autor que funciona como alternativa underground al Viñetas desde o Atlántico.

Este 2020, como tantos eventos, el Autobán se ha reconvertido en fiesta online. Hasta el 1 de diciembre, el evento trasladará a las redes sociales cerca de una decena de charlas, la promoción de los artistas -rebautizada aquí como “Autobombo na rede”- y el torneo de dibujantes donde, en la línea de las mejores competiciones de artes marciales, solo puede quedar uno.

El plantel de este particular campeonato de ilustración está compuesto por artistas de toda Galicia: cada uno ha creado un personaje que será su avatar en la competición, y a lo largo de las rondas irán dibujando los combates con sus contrincantes. Entre ellos destaca la participación ourensana, con las creaciones de la celanovesa Adri Seara -el tándem de un estudiante de culturas antiguas y una esfinge- y del ourensano Román Cuadrado -Gorki, un goblin furioso con gusto por aplastar cabezas-.

Roman Cuadrado Adri Seara autoban

Cada combate durará cuatro días, y los sucesivos asaltos se van publicando diariamente en las cuentas de Instagram y Twitter de Autobán BD. Los ganadores se decidirán por votación popular.

Más presencia ourensana

Seara y Cuadrado no serán, por cierto, las únicas caras ourensanas visibles en el proyecto, ya que el diseñador y pixel artist David Calviño ha sido el encargado de crear el cartel del evento, con aire a videojuego retro.