Cultura

Pastora Soler apuesta por la balada para Eurovisión 2012

Cultura

Pastora Soler apuesta por la balada para Eurovisión 2012

Pastora Soler, elegida este miércoles para representar a TVE en Eurovisión, agradece la iniciativa de elegir a un artista que lleva tiempo trabajando sobre los escenarios y apuesta por la balada para conquistar al público de Eurovisión.
'A mi me gusta mucho la balada', ha reconocido la artista en el programa 'La mañana de La 1', pero ha precisado que el público tendrá un papel importante a la hora de elegir la canción que interprete en Eurovisión 2012 y señala que están 'abiertos' a todas las propuestas.

'Estoy muy contenta, emocionada e ilusionada', ha afirmado esta artista, que cuenta con una trayectoria de 17 años sobre los escenarios. 'Yo pertenezco a una generación de jóvenes que llevamos mucho tiempo en esto y creo que el presentarte ahí con la profesionalidad, y el pisar ese escenario ante tantos millones de personas con esa seguridad que te avala, es una suerte'.

En este sentido, confía en que su participación en este Festival sea una 'oportunidad' para que la gente que no la conozca o que la 'encasilla' con algún estilo, como la copla, pueda conocerla mejor.

MIEDO A NO OBTENER NI UN PUNTO

Para la artista andaluza, el mayor miedo a la hora de representar a España, es que no reciba 'ni un solo punto' de los espectadores. No obstante advierte que la experiencia 'va a ser muy bonita' y enriquecedora.

Además, Pastora Soler acaba de lanzar el mercado su álbum 'más pop', titulado 'Una mujer como yo', en el que da un paso más hacia 'nuevos sonidos'. Este disco llega en su mejor momento 'profesional y personal', según explicaba en una entrevista con Europa Press. 'Hace tres discos empecé a buscar una canción con raíz y sentimiento, y fuerza. Esa idea llega en este momento', asegura.

El primer disco que publicó Soler, con apenas 14 años, recogía canciones 'puras' de copla, que era 'lo que sabía cantar entonces'. A partir del siguiente, comenzó a buscar ese estilo y sonido que caracteriza a la cantante. Una 'manera de expresar' cuya búsqueda ha sido dura pero se hace realidad en este nuevo disco.

Pilar Sánchez Luque (Coria del Río, Sevilla, 1978), matiza que nunca ha tenido una ruptura total con la copla o con el flamenco, y lo demostró en la edición anterior de su trabajo 15 años, compuesto por dos volúmenes, uno de ellos dedicado a estos géneros.

'Discográficamente, me marqué un camino y sigo siendo perseverante'. En este sentido, afirma que le está 'costando mucho' que la gente le ubique como un referente, por lo que señala que 'no es momento de cambiar', sino de mantener 'una copla renovada'.

DIEZ DISCOS A SUS ESPALDAS

Este disco, el décimo de su carrera, incluye un total de 12 canciones: Hoy me despido de ti, Demasiado amor, Tu vida es vida, No me das miedo, El mundo entre mis manos, Una mujer como yo, Vamos, Yo no te pido la luna, Que no muera el amor, Cantare, Soy de ti y A ti.

Uno de estas canciones, 'Vamos' la compuso una noche junto a Malú y Vanesa Martín. En ella, hablan de 'las etapas maduras de las relaciones'. 'Surgió en un momento de reflexiones. Saqué el móvil, la grabé y después hice una maqueta', indica.

Soler también se atreve con una versión de Yo no te pido la luna, compuesta por Luigi Albertelli, una de las pocas canciones pop que la artista escuchaba durante su niñez y que, en sus palabras, 'ocupó muchas generaciones'. 'Se ha cruzado en mi camino y me ha traído recuerdos', explica.