Deporte local

Aceites Abril, siempre con la base

Deporte local

Polideportivo

Aceites Abril, siempre con la base

Varias jugadoras de la base del Aceites Abril de voleibol (XESÚS FARIÑAS).
photo_camera Varias jugadoras de la base del Aceites Abril de voleibol (XESÚS FARIÑAS).
La empresa ourensana mantiene su apoyo a más de 40 clubes, tal y como hizo durante el confinamiento, para dar estabilidad a los proyectos deportivos 

A pesar de la complicada situación provocada por la pandemia del coronavirus, Aceites Abril mantiene su compromiso con el deporte base al dar su apoyo a más de 40 clubes, con un total de 400 equipos de Galicia, Asturias y Castilla–León llegando a más de 7.000 jóvenes que practican diferentes disciplinas deportivas como fútbol, baloncesto, voleibol, balonmano, gimnasia rítmica, rugby, vela o natación. A través de su nueva campaña "Una Base de Oro" pretende aportar estabilidad a estos proyectos deportivos y educativos a pesar de las restricciones sanitarias actuales. 

Un trabajo que ha sido reconocido por la Fundación Corresponsales, nominando precisamente a Aceites Abril por su labor de iniciativa y fomento del deporte base en los XI Premios Corresponsables en Iberoamérica, donde Aceites Abril ha sido finalista dentro del apartado de Pymes.

Equipos ourensanos como el Carmelitas, Club Voleibol Ourense, Pabellón CF, Polígono, Campus Ourense, Sala Ourense o el Ximnasia Pavillón son algunos de los que se benefician de la nueva campaña de Aceites Abril, "Una base de oro". Gracias a este tipo de patrocinio se mantiene el crecimiento de las diferentes disciplinas deportivas.  

Desde hace más de veinte años, para Aceites Abril el deporte es una herramienta clave para promover una vida sana y saludable a la vez que ayuda a desarrollar valores y competencias tan necesarias en la actual sociedad como el compañerismo, el esfuerzo, la capacidad de superación o el trabajo en equipo. Independientemente de los resultados y trayectoria deportiva de los clubes, esta empresa presta su colaboración constante al deporte formativo apoyándolo en su labor de responsabilidad social corporativa.

La empresa ourensana hace especial mención en el Campus Ourense de rugby por su gran labor con los niños que tienen diversidad funcional. De hecho, el conjunto ourensano tiene un campeonato propio para estos chavales, que consiste en una serie de concentraciones o convivencias donde se organizan partidos entre ellos con la participación del primer y segundo equipo, así como con el cuerpo técnico del club presidido por José Luis Rey, "Magui". 

Uno de los jugadores de dicho campeonato vive con tanta intensidad e ilusión el rugby que con apenas 12 años está entrenando con el equipo B de la categoría autonómica a pesar de tener que hacerlo con una pierna ortopédica. Es por ello que la Federación Gallega de Rugby no le permite competir. 

Sin embargo, esto no le impide al joven jugador seguir entrenando con la misma pasión que sus compañeros.

Solidaridad

El confinamiento no impidió que los clubes hayan mantenido el contacto con los deportistas. Juegos, retos, pruebas han sido algunas de las actividades que han realizado los equipos con sus jugadores. Además, también se despertó la faceta más solidaria, como en el caso del Sala Ourense. El club presidido por Víctor Sousa logró recaudar más de 12.000 euros destinados a la compra de alimentos para familias con dificultades a través de la campaña "Tu ayuda es de 10".