Deporte local

Así es imposible coger ritmo

Deporte local

Fútbol sala

Así es imposible coger ritmo

Clara Fernández, del Cidade, coloca la pelota ante el árbitro (MIGUEL ÁNGEL).
photo_camera Clara Fernández, del Cidade, coloca la pelota ante el árbitro (MIGUEL ÁNGEL).

La competición amaga con otro buen número de suspensiones por el coronavirus este fin de semana, entre ellas el duelo entre Futsi y Envialia

La Primera División de fútbol sala femenino afronta este fin de semana la duodécima jornada, aunque la competición amaga con otro buen número de suspensiones por culpa de los casos de coronavirus, entre ellos uno de los duelos estelares de la liga, el Futsi-Envialia.

El conjunto ourensano sigue en aislamiento domiciliario después del positivo de una de sus jugadoras. Los 10 días de rigor finalizarán el domingo y a partir de ese momento necesita un test negativo para volver a la actividad. No habrá partido pues y será el segundo aplazamiento consecutivo y el tercero en lo que va de curso para el conjunto ourensano.

"Toca tener paciencia. Seguimos con el trabajo individualizado y más allá de lo que pase con el aspecto deportivo lo importante es que ninguna de las integrantes de la plantilla tiene síntomas y la jugadora con covid tiene síntomas leves", subraya el técnico Gonzalo Iglesias "Morenín", que en su segundo confinamiento en apenas tres meses reconoce que "lo único que nos queda es tener paciencia. A mí, por ejemplo, todavía no me han llamado para hacer la prueba".

Un equipo "descarado"

Paciencia también es lo que pide el entrenador del Cidade de As Burgas. El sábado tenía el partido en el bolsillo y encajó ante el Leganés dos goles en los últimos minutos, el definitivo empate a cuatro a 2,7 segundos de la conclusión, que le dejó sin dos puntos. "Con el juego de cinco nos crearon dudas cuando encajamos en su primera jugada el 3-4 y aunque después aguantamos en la última jugada nos precipitamos. Viendo el vídeo sí, se ve que es un fallo, pero llega porque somos un equipo descarado y eso seguro que al final de la liga nos dará más puntos de los que nos quite. Desde la época de Vane (Sotelo) e Iria (Saeta) nunca tuvimos un equipo con tanta presencia en ataque. Estoy contento porque tenemos recursos en ataque", señala Codeso.

El sábado desde las 19:30 horas en el Pazo, si ambos equipos superan los respectivos test, el Cidade recibe al Poio. "En la primera vuelta ya demostramos que podemos ser competitivos ante los grandes, ahora lo que necesitamos en confirmarlo y por eso intentaremos hacer un buen partido en un partido en el que no tenemos nada que perder y sí mucho que ganar, porque necesitamos los puntos". Y avisa: "Tengo la sensación de que si jugamos alegres podemos darles un susto", finaliza el entrenador del conjunto ourensano.