Deporte local

El Carnes do Ribeiro no tuvo rival en el derbi

Deporte local

BALONMANO

El Carnes do Ribeiro no tuvo rival en el derbi

El local Miguel Domínguez Domínguez se dispone a lanzar a la portería del conjunto pabellonista. (I. DACAL)
photo_cameraEl local Miguel Domínguez Domínguez se dispone a lanzar a la portería del conjunto pabellonista. (I. DACAL)

La defensa del equipo de Alberto Miguélez fue decisiva para que el Nova Xestión Pabellón se quedara en 8 goles

El derbi de Primera autonómica masculina de balonmano apenas duró 20 minutos. Fueron los que tardó el Carnes do Ribeiro en abrir hueco en el marcador. Antes del minuto 25 los locales anotaron nueve, más de los que lograría el Nova Xestión Pabellón en los 60 minutos. El resultado de 25-8 al final del partido es elocuente de lo que sucedió en el parquet del pabellón de O Consello, en Ribadavia. Solo hubo un equipo sobre la cancha y el triunfo en el derbi tuvo un claro color local, el del Ribeiro, que se mantiene en lo más alto de la clasificación y se mantiene invicto después de nueve jornadas, con un sobresaliente balance de 8 victorias y 1 empate.

Los errores en ataque de inicio del Ribeiro permitieron que el Pabellón llegara al minuto 5 con ventaja (0-1). Fue la única para los visitantes. El Ribeiro no fue esta vez un rodillo en ataque pero tres goles en cinco minutos le dieron una delantera en el marcador que ya no abandonarían. Es más, su gran defensa y su perfecta actuación en la portería lo único que hicieron fue ir acrecentando la ventaja hasta el 11-3 al descanso.

"Empezamos muy bien el partido ya que supimos leer su ataque. Fallamos en el ataque y las contras de inicio pero tanto la defensa como la portería funcionaron a la perfección y abrimos hueco", afirmó Berto Miguélez, entrenador del Carnes do Ribeiro.

Los ocho goles de desventaja fueron una losa insalvable para los pabellonistas, que lejos de reaccionar vieron como el Ribeiro continuó haciendo más grande el agujero en el luminoso. "La verdad es que no hubo partido, estuvimos muy bien", añadió Miguélez, que ya piensa en la última cita antes del parón navideño, el que disputen ante el Seis do Nadal B. "Estamos empezando a recuperar jugadores y ahora nos toca afrontar el partido ante un filial, que siempre es un rival imprevisible, para después desde mediados de enero afrontar las salidas más complicadas con garantías", finaliza.

Más en Deporte local