La Región

FÚTBOL SALA

El Cidade regresa para quedarse

Lucía Nespereira, que vuelve a calzarse las zapatillas, es el refuerzo de lujo para que el equipo luche con garantías por la permanencia en la élite
La plantilla y el cuerpo técnico del Cidade de As Burgas, en la vuelta al trabajo. (ÓSCAR PINAL)
La plantilla y el cuerpo técnico del Cidade de As Burgas, en la vuelta al trabajo. (ÓSCAR PINAL)
El Cidade regresa para quedarse

En mayo del año pasado el Cidade de As Burgas iniciaba un camino de ida y vuelta a la Segunda División del fútbol sala femenino nacional. Quince meses después comienza a trabajar para que esta nueva travesía a la élite sea solo de ida. Y es que el conjunto blanquiverde regresa a la Primera División con la idea de quedarse. La pretemporada se ha puesto en marcha.

Aquel proyecto que emergió desde la base en 2007 lo hizo ocho años seguidos. Ahora, el equipo quiere volver a disfrutar de la élite por mucho tiempo.

Para ello, el club apuesta por la continuidad, tanto en el banquillo como en la cancha. Manolo Codeso lidera un año más el equipo técnico en el que lo acompañan Marcos Oliveira como segundo entrenador y Manolo Arias como delegado. El fichaje es Roberto Abad, que se hace cargo de la preparación física. En la plantilla, las mismas que lograron el ascenso y una más. Pero vaya "una". Lucía Nespereira vuelve a calzarse las zapatillas tres temporadas después. Es el refuerzo de lujo para que el equipo ourensano luche con garantías por la permanencia.

En este Cidade, la calidad y la experiencia habrá que verla, pero las ganas están de su lado. Nada más certificarse el descenso a Segunda en aquella aciaga temporada 2017-18, el equipo solo pensaba en empezar la competición para descontar días al retorno a la élite."Al final llegó mucho antes de lo esperado, porque no es nada sencillo volver a ascender en una sola temporada. Este verano casi se nos ha hecho largo, sobre todo para las niñas, que estaban deseando ponerse a trabajar", afirma Manolo Codeso.

Pues ahora el equipo ya está de vuelta. Una sola baja, la de Xiana, y otra alta, la ya reseñada de Nespereira. "Supone un plus en todos los sentidos. Primero por lo que aporta, tanto en juego como en experiencia, y segundo por la frescura que nos dará, al permitir más descanso a María Arias, una jugadora que estaba en cancha 30 ó 35 minutos por partido", añade Codeso.


Mucho más en todo


En nombres, este Cidade se diferencia muy poco del de hace dos temporadas, la del descenso, pero es muy diferente en concepto y en peso específico. "Hemos madurado. Entonces, la Primera División para las Amelia, Clara o Canolich tal vez le quedara un poco grande, pero ahora es diferente. Son jugadoras que han ido a más porque en Segunda han sabido coger responsabilidades. Tener que ejercer de equipo favorito en la mayor parte de los partidos ha servido para ello. Creo que todavía nos hacen falta un par de temporadas para que estas y otras jugadoras sean un equipo pleno de garantías,pero vamos paso a paso. Somos un equipo todavía en construcción pero tengo muchas esperanzas puestas tanto en esta plantilla como en la gente que viene por detrás. Las María Arias, Sonia, Ana o Nespereira tienen que asentar el equipo y las jóvenes seguir mostrando su evolución. Sería la mezcla perfecta, porque la vamos a necesitar en un año con cuatro descensos. El objetivo es salvarse y la base para ello es que todas estas jugadoras vean que son de esta categoría, que se sientan de Primera. Lo único que quiero es no quedarnos descolgados como la otra vez", afirma.


La "profesionalidad"


Asegura Codeso que esta Primera "es cada vez más profesional. Entonces descendimos por eso, y seguimos jugando con desventaja, pero no nos mete miedo".

El Cidade de As Burgas 2019-20 inició el trabajo de pretemporada.