Deporte local

Jordan, defensa del Alcoyano: "Se lo contaré a mis nietos"

Deporte local

Jordan, defensa del Alcoyano: "Se lo contaré a mis nietos"

El ourensano Jordan Sánchez conduce el balón perseguido por Vinicius.
photo_camera El ourensano Jordan Sánchez conduce el balón perseguido por Vinicius.
El defensa ourensano del Alcoyano, Jordan Sánchez, recuerda un partido ante el Real Madrid que es "una vez en la vida".

Antes del partido daba hasta vergüenza decir que pensabas en ganarle a todo un Real Madrid y ahora que ha pasado cuesta hasta creerlo, pero lo hemos hecho y quedará ahí para siempre". Uno de los privilegiados en conseguir un papel protagonista en esta historia para contar una y otra vez es ourensano y ourensanista, Jordan Sánchez. El nombre, sin acento.

Fue titular contra un Real Madrid en el que "sabía que me podía tocar defender a Vinicius Jr. y tenía claro que había que vigilar su uno contra uno y que no podía pegarme mucho a él porque es muy peligroso a la espalda y habíamos planeado ceder mejor por fuera y hacernos muy fuertes por dentro".

Un plan que salió a la perfección contra un rival que salió desmoralizado de El Collao: "Este campo es muy jodido y sabíamos que si aguantábamos el paso de los minutos íbamos a tener nuestras opciones porque somos un equipo fuerte a balón parado". Y añade: "Llegamos mejor que ellos a la recta final del partido. Fuimos a más y veíamos que podía llegar nuestro gol, aunque es verdad que si no lo consiguiésemos hoy -por ayer- nadie estaría hablando de lo bien que jugamos. Nadie estaría hablando de nosotros".

El ourensano Jordan Sánchez conduce el balón perseguido por Vinicius.

Incluso en la prórroga, con un jugador menos, fueron superiores al Real Madrid: "Si te digo la verdad no sabía ni que estábamos con uno menos. Ahí ya da todo igual y si tienes que correr por dos lo vas a hacer, y el equipo lo hizo".

Trabajo en equipo, esa fue la clave: "El gol de la victoria viene de estar muy juntos y porque hacemos una contra de libro".

Y atrás, José Juan: "Tiene 41 años y parece que tiene 18. Si alguien piensa que contra el Real Madrid se le apareció la virgen está muy equivocado, él para así todos los días. Trabaja muy duro y contagia a todo el grupo".

Escuchando a Jordan parece hasta fácil eliminar al Real Madrid: "Tienen mucha calidad y en jugadores como Isco, lo comentamos después en el vestuario, se notaba especialmente, pero en el verde somos once contra once y  buscamos nuestra opciones".

El partido de su vida: "Todavía no he podido volver a verlo, pero me está escribiendo y llamando gente con la que hacía diez años que no hablaba. Era el Real Madrid y además era un partido en abierto y lo vieron hasta mis dos abuelas, que nunca ven los partidos de fútbol". La familia seguro que lo festejó casi tanto como él, pero con el paso del tiempo el que podrá contar la aventura vivida será solo el protagonista: "Es un emoción enorme y sabes que te va a quedar para toda la vida. Se lo contaré a mis nietos".

Por si algún día se tiene que frotar lo ojos le quedará de recuerdo la camiseta de Luka Modric y además un ilusión extra: "Soy muy culé y leer todo lo habla la prensa del batacazo del Real Madrid y saber que fuimos nosotros los que lo tumbamos no puedo negar que me alegra especialmente.

Más en Deporte local