Deporte local

Currás, con las manos atadas

Deporte local

fútbol - tercera

Currás, con las manos atadas

El entrenador de la UD Ourense, Fernando Currás, en O Couto (IVÁN DACAL).
photo_cameraEl entrenador de la UD Ourense, Fernando Currás, en O Couto (IVÁN DACAL).

El entrenador de la UD Ourense no puede realizar ofertas para configurar la plantilla mientras el club no tenga claro qué rumbo toma en los despachos

La plantilla de la Unión Deportiva Ourense está oficialmente de vacaciones desde finales del mes de mayo. La junta gestora, encabezada por el presidente Modesto García, esperando que alguien asuma las riendas del club, toda vez que ellos han dicho que lo dejan. La hoja de ruta de cara a los próximos días indica que la semana que viene se debe de celebrar una Asamblea Informativa, sólo para los socios fundadores, en la que el grupo que quiere llevar las riendas del club en el futuro les informará a los socios de su proyecto. Después se intentará, que en el plazo de siete días se convoque una nueva Asamblea, en este caso Extraordinaria para aprobar y modificar los que se decidió una semana antes y poder enviarlo a la Xunta de Galicia para que ratifique todo y le pueda dar viabilidad. Y a partir de ese momento ponerse a trabajar.


La parcela deportiva


En medio de todo está el entrenador Fernando Currás, que tiene asegurada su continuidad la próxima temporada, pero que está atado para poder confeccionar el equipo de cara a la nueva liga. Lo único seguro es que seis jugadores tienen asegurada su continuidad al tener un año más de contrato. Reconoce el técnico rojillo que "está todo bastante parado. Es verdad que no avanzamos mucho. He hablado con muchos jugadores, pero no hemos renovado a ninguno. Es verdad que ninguno me dijo que se marchaba y que las sensaciones que tengo es que todo el mundo quiere estar con nosotros, pero...".

Currás sabe que no solo la parte deportiva es la que decide. "Necesito tener unas condiciones económicas para poder negociar con los jugadores y a día de hoy aún no las tenemos. Con todos los que hablé les hice saber mi opinión deportiva, pero poco más", y va más lejos afirmando que "hasta ahora todo son compromisos personales y de palabra ya que poco más podemos hacer. Es una situación que no es la mejor, pero es la que hay".

Y es que a estas alturas de la película, todos los equipos se están moviendo para realizar incorporaciones a sus plantillas y el entrenador de la UD Ourense no puede hacerlo. "El mercado se está moviendo mucho y muy rápido y nosotros vamos con desventaja", aunque espera que "se solucione lo más rápido posible para podernos a trabajar y confeccionar la mejor plantilla posible".


Vinculación con el Barbadás


También se refirió Fernando Currás al acuerdo de vinculación entre Barbadás y su equipo de cara a la próxima temporada: "Creo que aún no está cerrado al cien por cien, pero es verdad que está muy bien encauzado. En el aspecto deportivo está todo muy claro y debe de firmarse ya". Es algo que el técnico rojillo considera "muy importante y beneficioso sobre todo para los chavales que vienen desde abajo. Necesitábamos un equipo intermedio para que los jugadores que suben desde juveniles y los que tenemos cedidos en otros equipos coincidieran en un mismo equipo para hacerle un mejor seguimiento y que ellos nos demuestren que pueden ser fútbolistas".

Uno de los acuerdos que ya está cerrado es el entrenador del Barbadás en Preferente. Será Agustín Ruiz, que la temporada pasada estrenó al juvenil rojillo que logró el ascenso de liga gallega a la nacional, junto al Ourense CF. Currás afirma que "es un técnico que está con nosotros desde el principio y que está preparado y capacitado para esa labor". Currás, que también es coordinador de la base, está ahora buscando técnico para el conjunto que debutará en la liga nacional.