Deporte local

El empuje final deja otro triunfo para el Campus

Deporte local

RUGBY

El empuje final deja otro triunfo para el Campus

Los ourensanos volvieron a pisar el césped de As Lagoas en duelo oficial. (FOTO: MARTIÑO PINAL)
photo_cameraLos ourensanos volvieron a pisar el césped de As Lagoas en duelo oficial. (FOTO: MARTIÑO PINAL)
Los ourensanos se estrenaron en al campo de As Lagoas esta temporada con una sufrida victoria ante el Gaztedi
CAMPUS OURENSE 30 - 17 GAZTEDI

 

Jugar un partido de liga sin tener que hacer decenas o centenares de kilómetros por carretera. El Campus Ourense ya se había olvidado de esa sensación. El calvario del césped sintético de As Lagoas, su posterior homologación y toda la burocracia que hubo entre medias, retrasaron el estreno de los ourensanos como locales en su verdadera casa hasta esta jornada 18. Se dice pronto. Había ganas de jugar donde se entrena y hacerlo delante de sus aficionados. Y, al final, la fiesta fue completa. El equipo que dirige David Monreal superó al Gaztedi vasco por 30-17.

No fue un partido sencillo, a pesar de que el campus está tercero y su adversario segundo por la cola. Precisamente eso hace que lo dejen todo y no se rindan en ningún momento. En esta ocasión, el empuje final de los ourensanos fue decisivo para terminar el duelo con victoria y sonrisa.

Se adelantó el Campus con un ensayo de Harvey cuando habían transcurrido siete minutos de juego. Los vascos intentaron dar la réplica a base de golpes de castigo, pero otro ensayo de Pérez, con transformación complementaria,  dejó un 12-3 en el minuto 17.

Dos patadas a palos más del Gaztedi apretó la cosa, y más cuando lograron su único ensayo del partido. Fue ya en la segunda mitad y dejó el marcador con un inquietante 12-14.

Igualdad y sentencia

Tocaba ponerse el mono de trabajo para sacar la situación adelante. Primero con golpes de castigo que devolvieron la iniciativa a los de David Monreal. Luego, en los últimos 10 minutos tocó sentenciar a base de ensayos. El primero lo consiguió Yago y el segundo Mikaele. Ya fue demasiado para un cuadro vasco que pagó el esfuerzo y que ya no tenía tiempo para la réplica.

Los instantes finales no dejaron novedad alguna y el Campus certificó una victoria que sabe muy bien por el fondo y por el escenario. Un regreso a casa feliz, sin invitados que aguasen la fiesta.

Los ourensanos siguen terceros en su grupo de la División de Honor B con 49 puntos. Ese es el objetivo. Los dos primeros son inalcanzables. Pero una buena puntuación podría abrir la puerta del play off de ascenso como uno de los mejores terceros de la categoría. Y sería a pesar de todos los contratiempos.

La próxima semana, desplazamiento para verse las caras ante un Oviedo que es colista, pero que en su casa siempre pone las cosas muy complicadas. Tocará viajar otra vez, pero con otra cara.