La Región

FÚTBOL SALA FEMENINO

Espectáculo multiplicado por dos

Envialia y Cidade abren mañana una liga en la que el equipo de Morenín busca consolidarse en la zona noble y el de Codeso alcanzar la permanencia
Las plantilas del Cidade das Burgas y el Envialia, listas para la acción.
Las plantilas del Cidade das Burgas y el Envialia, listas para la acción.
Espectáculo multiplicado por dos

La mejor liga del mundo de fútbol sala femenino arranca mañana y lo hace con doble presencia ourensana dos temporadas después, la del Envialia, que defiende su vitola de equipo revelación el pasado curso con una sobresaliente tercera plaza, y la del Cidade de As Burgas, que culminó un soberbio final de campaña con el regreso a una Primera División que tratará primero conservar para después volver a asentarse.

A la renovación iniciada por el técnico Gonzalo Iglesias "Morenín" hace ahora un año, en el inicio de su nueva etapa en el Ourense Envialia, se le unió más juventud con Laura Uña, Iraia, Andrea, Carol y la brasileña Sara Santos. Llegan para hacer más profunda una plantilla a la que también sube desde el filial la portera Leti Rojo. Ya no estará la experiencia y calidad de Bea Seijas, al menos desde la pista, pero quedó patente que la bisoñez y el hambre tanto de las nuevas como de las ya consagradas también es sinónimo de éxito.

"Después de lo que hicimos la temporada pasada sabemos que nos van a exigir, pero como hicimos entonces iremos paso a paso. Arriba estarán Burela y Atlético, y después habrá tortas en un pelotón muy grande con los de siempre, Alicante, Poio y Alcorcón, otros que podrían sumarse como UCAM o Zaragoza, y en ese grupo también esperamos estar nosotras. Será importante el inicio. El año pasado nos fue bien y nos dio alas, aunque hasta la décima jornada no podrá decirse dónde puede estar cada uno", destaca Morenín.


La ilusión de siempre y madurez


El Cidade regresa a la élite con la idea de quedarse y para ello utilizará como armas la ilusión de siempre, con un equipo de casa, y una mayor madurez. "Lo mejor de todo es que entreno a entreno se aprecia mejoría en el grupo de jugadoras. Nos falta seguir cogiendo forma física para aguantar 40 minutos compitiendo al máximo nivel en una categoría tan exigente, pero por lo demás este equipo ha madurado", destaca Manolo Codeso, el entrenador.

Una sola cara nueva, pero de una jugadora de peso. La vuelta de Lucía Nespereira aportará experiencia, calidad y liderazgo en un grupo que todavía crecerá más a la sombra de una jugadora de este envergadura en la competición. Solo le falta volver a sentir la competición, lo demás lo sigue conservando, y lo demostró en la primera parte del derbi en Copa Galicia.

Las demás, las "jóvenes veteranas" Ana, María Arias, Amelia y compañía, y las que llegan por detrás, así como las incombustibles hermanas Pacios.

La modificación del sistema de competición, ahora con cuatro descensos, exigirá un poco más a los equipos de la segunda mitad de tabla, y aquí se presupone que estará el Cidade. "Vamos a competir lo mejor que sabemos, porque la ilusión es enorme", finaliza el técnico blanquiverde, Manolo Codeso.

Envialia y Cidade empiezan a escribir la historia de la liga 2019-20.