Deporte local

Este campo es una ruina

Deporte local

Tercera División

Este campo es una ruina

El paso a Preferencia desde la Grada de Fondo, no es aconsejable. (Foto: Xesús Fariñas)
photo_cameraEl paso a Preferencia desde la Grada de Fondo, no es aconsejable. (Foto: Xesús Fariñas)
El duelo entre la UD Ourense y el Ourense CF se disputará en un estadio de O Couto que pide a gritos una reforma global

Partido grande el sábado. UD Ourense y Ourense CF miden sus estados de forma en O Couto. Un partido notable en un escenario deficiente. Importa el contenido, por supuesto. Los 22 (seguramente 28) jugadores que salten al campo son lo principal. Pero no se puede dejar de lado el continente. El césped, la grada, las cabinas de prensa... todo tiene graves problemas.  Y lo peor es que no son nuevos. La historia se repite. Parece que el reloj se ha quedado parado. Se invierte poco y, cuando se hace, se descuida el mantenimiento posterior. Pan para hoy, hambre para mañana. O Couto tiene más de 70 años. Lo suyo no son achaques propios de la edad, lo suyo ya es una enfermedad crónica que no necesita parches, necesita un tratamiento de choque. Inmediatamente.

Ourense. 12/02/2020. Reportaje sobre el mal estado del campo de fútbol de O Couto.
Foto: Xesús Fariñas

Paseando por su césped, a dos días del derbi, lo primero que llama la atención es lo blando que está. Imaginar 90 minutos con actividad constante (tacos incluidos)  anticipa un final de mucho barro y poca hierba. Eso sin hablar de las posibles lesiones. No mentamos a la bicha, pero... Especialmente en el centro del campo, donde las "calvas" ganan todavía mayor protagonismo.

Tampoco se salva del color marrón la banda de tribuna, donde delante de los banquillos se aprecia una especie de "autovía" embarrada. Ni las áreas (sobre todo las pequeñas) en las que los porteros tendrán que estar muy despiertos para minimizar los sustos.

Fútbol sin lujos

Alrededor, los fieles aficionados saben bien que tienen que llevar papel y pañuelos para sentarse sin poner en peligro su ropa. La suciedad manda en unos asientos quemados por el sol. Eso, cuando hay asientos. Una grada "mellada", con huecos considerables. Eso en Tribuna y Preferencia. Si miras a la Grada de Fondo, aquello ya parece Siria en plena guerra. Un sector cerrado por devoción y, también, por obligación.

Banquillos destartalados y cristales rotos camino de los vestuarios completan un panorama desolador, decorado por las cintas y vallas de obra que dejan su sello en varios sectores. Cuadros eléctricos a ras de pared, con los cables visibles a merced de la lluvia y brechas varias en la estructura de este "abuelo" futbolístico también forman parte del diagnóstico.

Ourense. 12/02/2020. Reportaje sobre el mal estado del campo de fútbol de O Couto.
Foto: Xesús Fariñas

Es cierto que los inviernos gallegos son duros. También que cada siete días el campo alberga un partido. Pero eso no lo explica todo. Nadie más lo usa, no hay entrenamientos en su superficie. Y aún así, está en la UVI.

De 2015 a 2019 la Xunta de Galicia, a través de la Secretaría Xeral para o Deporte, ha invertido 450.033 euros en el estadio de O Couto. Datos oficiales. Desde luego, no luce ni el primer céntimo. Ir al baño (a los nuevos y renovados) se ha convertido en un doble alivio visto como están las cosas. Han sido parches efectistas pero no efectivos. Incluso a finales de 2018 se le realizó un tratamiento a la hierba que obligó al "exilio" de rojillos y pontinos. Un vago recuerdo que se ha vuelto a perder entre dos dedos de barro. Se necesita una reforma estructural.

Ourense. 12/02/2020. Reportaje sobre el mal estado del campo de fútbol de O Couto.
Foto: Xesús Fariñas

Los máximos representantes ourensanos en el mundo del fútbol juegan en Tercera. Pero eso no significa que Ourense sea una ciudad de "tercera". Una capital de provincia merece un escenario mejor. Quizá el clima electoral en el que ya respira Galicia pueda conseguir que los compromisos se pongan negro sobre blanco. La ciudad no cayó en los brazos de los campos de césped sintético que florecieron con aquel Plan E. No en su estadio principal. Una buena noticia para los amantes del fútbol. Pero O Couto necesita un "reseteo". Ya va siendo hora. Ourense ya ha esperado bastante. De aquellos barros, estos lodos. Literalmente.