Deporte local

El fin de liga, motivo de polémica

Deporte local

FÚTBOL SALA FEMENINO

El fin de liga, motivo de polémica

Morenín y Codeso.
photo_cameraMorenín y Codeso.
El Envialia aboga por completar la Primera femenina y el Cidade por anular la competición, puntos de vista distantes que se repetirán en muchas competiciones

La crisis del COVID-19 ha puesto patas arriba el orden en todos los ámbitos de la vida: sanitario, social, económico, político..., y también en el deportivo. Visto el problema, toca buscar soluciones. En la cima de la pirámide, superar la pandemia, por supuesto, pero los responsables del deporte tienen por delante una situación que desde el minuto 0 de la declaración del estado de alarma y la paralización de las competiciones parece igual de difícil que contener el virus: cómo terminar la temporada.

La situación podría extrapolarse a prácticamente cualquier disciplina, pero el mejor botón de muestra y el más cercano está en la Primera División de fútbol sala femenino. Así, mientras el Ourense Envialia considera que el curso debería "finalizarse" con el mismo modelo de competición al que se inició, es decir liga regular y play off "aunque se tenga que retomar la competición a finales de agosto y después adaptar el calendario de la temporada 2020-21", el Cidade de As Burgas reconoce que "lo lógico sería anular la temporada, por muchos motivos, por un lado los de no poder asegurar la integridad de las deportistas, y por otro el temporal, por no saber cuándo se acabará el problema médico y después el tiempo que llevaría completar la temporada, en cualquier caso se iría mucho más allá del 30 de junio, cuando las jugadoras terminan contrato con los clubes".

Era algo que se intuía, pero el lío estará montado en cuanto todo esto pase y las federaciones decidan y expongan su hoja de ruta.

En el Envialia (tercero en la liga, en puesto de play off), Gonzalo Iglesias "Morenín" considera que "la única manera de dar valor al trabajo realizado en los más de dos tercios de temporada que se llevaba es terminar la competición, es lo que debe hacerse". En ningún caso contempla la posibilidad de "anular todo, porque lo jugado no valdría para nada", y también ve con muchas reservas "dar por finalizada la liga. Se tomaría como válido hasta la primera vuelta, hasta la jornada de la suspensión... Genera un problema grande, porque no dejaría contento a todo el mundo".

"Estamos a expensas de lo que diga la Federación", pero su propuesta sería "pretemporada, volver a finales de agosto y terminar. Serían dos meses y play off, y todavía habría un mes de margen para empezar tras la Navidad la liga 2020-21, adaptando el calendario".

Una temporada "inexistente"

El Cidade (antepenúltimo, en puesto de descenso), aboga por declarar inexistente el curso 2019-20. "No se puede garantizar la seguridad médica de las deportistas, habría que entrenar en grupos de dos personas, en los desplazamientos no habría sitios para comer, ni hoteles, y esta situación se extendería unos dos o tres meses. Además, las jugadoras terminan contrato con los equipos el 30 de junio y la decisión no solo nos afectaría a Primera División, también al resto de categorías. Lo lógico es que la temporada se anule", afirma Manolo Codeso, entrenador del conjunto verdiblanco.

"Entiendo a los clubes que ven que no finalizar sería tirar lo jugado hasta ahora, pero estamos ante una situación excepcional. Cuando sea, pero con público, que se juegue la Copa de la Reina y empecemos con buena salud una nueva liga".

Toca esperar

Sea como sea, todo esto marcha encaminado hacia un desenlace sin armonía, no solo aquí, en todas las categorías y deportes. Por el momento, toca esperar, pero habrá lío.