Deporte local

El fútbol vuelve a O Couto

Deporte local

Fútbol | Tercera División

El fútbol vuelve a O Couto

Los jugadores del Ourense CF, ayer en el entrenamiento desarrollado en el campo de Oira. (Foto: José Paz)
photo_cameraLos jugadores del Ourense CF, ayer en el entrenamiento desarrollado en el campo de Oira. (Foto: José Paz)
Ourense CF y Ribadumia abren una atípica temporada en Tercera División y con sólo 75 aficionados en las gradas

Vuelve el fútbol autonómico, aunque por ahora sólo en Tercera. Lo hace con uno de los cuatro equipos ourensanos jugando en casa, el Ourense CF, que esta tarde desde las cinco regresa al campo d O Couto para enfrentarse al Ribadumia.

Será un partido diferente, muy diferente. Primero porque los equipos ya casi ni recuerdan cuando jugaron el último partido de una liga, la de la temporada pasada, que terminó a principios de marzo. Segundo, porque la pretemporada fue la más rara y difícil que se recuerda. Mucho más en el caso del Ourense CF, que incluso tuvo que parar 14 días por culpa del positivo de un jugador por covid-19. Por último, y el detalle más importante, que por el momento la afluencia de aficionados va a ser muy pequeña y guardando todas las medidas de seguridad obligatorias. 

Lo más importante es que al menos esta tarde la pelota vuelve a rodar. Aunque eso sí, en el campo de O Couto por culpa de las restricciones solo serán 75 los espectadores que podrán presenciar el partido. Desde ayer ya están elegidos, con lo que hoy no se pondrán entradas a la venta ni nadie que no esté registrado con anterioridad podrá acceder al estadio. 

A mayores, a todos los que tengan su plaza concedida se les tomará la temperatura, pasarán por una alfombrilla, usarán gel hidroalcohólico, tendrán que usar obligatoriamente la mascarilla y estarán separados, al menos por metro y medio. Tampoco habrá bar y está prohibido comer o fumar. Y en el descanso no podrán abandonar el campo de fútbol.

En el aspecto deportivo, se verá el debut del nuevo técnico del Ourense CF, Rubén Domínguez, y un equipo que no se parece en nada al de la temporada pasada, aquel que se quedó a las puertas del ascenso a Segunda B. Para el nuevo entrenador ourensano se trata de "un debut distinto y con mucha incertidumbre. Llevamos una mini pretemporada pero tenemos buenas sensaciones. Hoy empezamos y a partir de este partido tenemos que ir viendo como vamos respondiendo".

En cuanto al Ourense CF que veremos durante esta temporada, el técnico afirma que "queremos ser ambiciosos, valientes y proponer un buen fútbol, intentando llevar el peso de los partidos".

Para esta tarde, Rubén Domínguez ha convocado a 18 jugadores, entre los que podría estar el último fichaje del conjunto pontino, Hassane Adanou, un centrocampista que llega desde el Mirandes B.

O Couto, 17:00 horas.