La Región

PRIMERA GALICIA

Jorge Salgado, portero del Verín CF: "Fue un año para olvidar"

El meta, que tiene decidido no continuar en la entidad verinense, lamenta que el equipo no pueda volver a la Preferente

 

El portero verinense Jorge Salgado, en un partido de la presente temporada.
El portero verinense Jorge Salgado, en un partido de la presente temporada.
Jorge Salgado, portero del Verín CF: "Fue un año para olvidar"

En la temporada 1993-94,  cuando Higinio acabó como el primer portero del Verín menos goleado de la Primera Galicia, el actual meta Jorge Salgado (25/10/1989) ni siquiera sabía si su futuro en el fútbol estaría bajo los tres palos y menos aún que 25 años más tarde sería el segundo cancerbero verinense en conseguir el Zamora. Acaba la liga con 29 goles encajados en 28 encuentros disputados.

"Mi principal reto era devolver al Verín a la Preferente, pero este logro personal fue un mérito del equipo que defendió muy bien casi toda la temporada, hasta que se deshizo todo, unida a mi lesión en el hombro ante el Polígono".

Este contratiempo le imposibilitó participar en las últimas cinco jornadas de liga. Hasta ese momento había encajado 12 tantos en casa y 17 a domicilio: "El hombro aún me sigue molestando, más aún al estar trabajando con mi padre y mi tío levantando paredes, con lo cual me repercute cada vez que llevo el brazo hacia atrás. Espero mejorar pronto para volver a jugar".

En la madurez como futbolista, Jorge Salgado sin duda extrañó  este último tiempo sin poder participar: "Es que los domingos sin fútbol no sabía que hacer. Desde los 11 años que estoy jugando y voy a cumplir 30".

Aunque lo que más le ha dolido al portero fue el abandono total de un equipo que llegó a presentarse a algún partido con solo ocho jugadores, lo que motivó que el equipo se olvidará del ascenso: "Un equipo como el Verín no puede acabar de la manera en que terminó y más aún cuando llegamos a estar segundos a falta de diez partidos".

El cancerbero está convencido que "el equipo estaba para ascender, porque al principio teníamos plantilla, antes de que se fueran Eloy, Atanes y Unai. Lo íbamos a conseguir, otra cosa es que después no se diera. Estaba convencido de que íbamos a tener opciones".

De los 28 partidos que defendió la portería del conjunto rojo, en la mitad de ellos Jorge Salgado se encargó de mantenerla a cero.

Analizando con más profundidad, hubo varios motivos que llevaron al Verín a este final tan doloroso, como el de presentarse en la penúltima jornada con ocho jugadores,uno de ellos cadete, y no poder disputar el segundo tiempo en Os Carrís, ante el Valenzá: "El problema más grave fue de los jugadores con el presidente, que poco a poco llevó a que se fueran jugadores importantes, los entrenadores y otros problemas internos que son ajenos a lo que pasa en el campo de fútbol".

Durante la liga, el portero del Verín demostró también sus dotes en los penaltis. El primero que paró fue en la segunda jornada, a Obenza del Peroxa y que sirvió para sostener el 0-1. Mientras que el segundo de los seis penaltis que le pitaron en contra, se lo desvió al delantero Pato, del Seixalbo, en la jornada 14 donde ganaban a domicilio por 2-3.

Jorge Salgado recibió más goles, cuatro, del Arnoia, Melias y Polígono, donde su equipo encajó la goleada más sonora en el José Arjíz jugando en Primera.

Mirando hacia el futuro, el meta verinense espera recuperarse cuanto antes y volver a los campos con la misma ilusión de aquel chaval que con 11 años le cogía cariño a la portería y que con el tiempo hizo valer su envergadura física y sus dotos de gran portero: "Pase lo que pase no voy a continuar en el Verín... la decisión ya está tomada. Me duele porque lo quiero a este club y son muchos años aquí. Jugué desde los 11 a los 14 y años, tras un breve paso por la cantera del Pabellón, cumplí mi décima temporada consecutiva en el Verín".

El propio Jorge Salgado se sincera aún más sobre el motivo de su alejamiento: "Personalmente le he dado muchas oportunidades al club para hacer las cosas bien y son muchos años haciéndolas mal, y todo cansa. No sé si seguirá Harguindey o vendrá otro presidente, pero aquel que esté al frente del club que le vayan las cosas bien. Yo espero jugar unos cuantos años más y que no sea un adiós definitivo. Está claro que necesito un reto nuevo".