Deporte local

"Los Juegos son un proyecto, no un año"

Deporte local

VELA

"Los Juegos son un proyecto, no un año"

Támara Echegoyen, en su casa de Santander.
photo_cameraTámara Echegoyen, en su casa de Santander.
La regatista ourensana Támara Echegoyen analiza el aplazamiento de Tokio 2020 y desvela cómo está llevando el "encierro" en casa, en Santander

Hace poco más de un mes Támara Echegoyen (Ourense, 17 de febrero de 1984) descolgaba el teléfono en Australia. Le contaba a La Región la ilusión que le hacía el billete para sus terceros Juegos Olímpicos y las buenas sensaciones que le transmite el equipo que forma junto a Paula Barceló.

La llamada ahora la responde desde Santander. Metida en casa desde el mismo día que cualquier lector: "Lo que hago es ir contando día a día y no pensando a largo plazo. Los compañeros de la Volvo Ocean Race (la vuelta al mundo a vela) me enseñaron que es muy importante marcarse una rutina diaria y cumplirla. Y es lo que hago".

Por la rutina o por su personalidad, pero transmite el mismo "buen rollo" que cuando celebraba el título mundial en la clase 49erFX. Cada dos preguntas responde con una sonrisa: "Los experimentados navegantes me enseñaron muchas cosas en este aspecto. Al fin y al cabo aquello es muy parecido, estás 25 días en el barco y tampoco puedes salir, no te vas a tirar al mar".
"No tacho días del calendario. Lo que hago es escribir mucho para el día siguiente. Tengo mucha facilidad para liarme (vuelve a reír)", añade. Y explica que su deporte le permite crearse entrenamientos muy ricos en contenido: "La vela es un deporte tan complejo y tienes tantos ámbitos en los que puedes mejorar que puedes hacer de todo. Te permite ser original y sacar el mejor provecho a esta situación. Lógicamente lo mejor es poder estar en el medio, en el agua, pero puedes entrenar mucha técnica; táctica, analizando vídeos y regatas que ahora la tecnología te permite para analizar las estrategias de los rivales; tecnología, ya que dependemos tanto de los vientos que todo lo que puedas aprender de las nubes o de las corrientes te harán ser mejor lector de campo e incluso mucho I+D con el barco. Me siento cada día y me hago las listas para que la distancia que tenemos ahora mismo al agua, física y mental, se convierta en menos y cuando volvamos hayamos avanzado muchos pasos".

También tiene tiempo para pensar en algo más que deporte: "Disfruto mucho de la lectura y tenía mucho pendiente ya que a veces llego tan cansada de entrenar que leo dos líneas y me quedo dormida. Ahora estoy recuperando. También le estoy dedicando más tiempo al máster en el que me había matriculado (Gestión Deportiva)".

"La sociedad está respondiendo"

Su análisis social es tan fiable como el de cualquier vecino en cualquier otra ciudad. Prensa y ventana: "Sinceramente creo que la sociedad se está comportando y está respondiendo. La gente está siendo solidaria y no solo porque se está quedando en casa sino porque está ayudando al de al lado. Están siendo originales para llevar lo mejor posible este confinamiento".
Ha recorrido el planeta y tiene amigos y conocidos en todos los continentes: "Todo el mundo comprende la situación. Es algo global. Las medidas son muy parecidas, aunque en unos sitios sean por órdenes y en otros de forma voluntaria. En algunos sitios ya han pasado lo peor y nosotros seguro que llegará un momento en que también y otros estarán por llegar a ese punto. Es como una ola común".
En su caso, lejos de la familia: "Había estado en tantos sitios y en contacto con tanta gente que era muy peligroso para mi madre que fuese para Galicia y por eso me quedé aquí (Santander). Es duro para todos, pero tiramos de las tecnologías".

 

"Tenemos la plaza garantizada"

Los Juegos ahora se ven más lejanos. Después de semanas de incertidumbre, al menos ahora tienen margen para pensar a medio plazo: "Todos sabíamos que el aplazamiento era algo que podía pasar. Para mí da igual el número que ponga detrás (2020 o 2021). Serán mis terceros Juegos Olímpicos y los primeros con Paula. Siempre he pensando en este proyecto como algo muy ambicioso y mi cabeza así lo sigue pensando. Ahora falta ponerle fecha y cuando la haya y la situación esté mucho más controlada ya pensaremos en una planificación mucho más detallada". Y vuelve a sacar una risa contagiosa: "Estoy pensando en el 2021. Lo que seguro no estoy pensando es en el 2024".
Su palmarés es interminable y ahora tampoco va a cambiar su forma de afrontar los retos. Tokio es el siguiente y el único: "La vida deportiva me puso en situaciones a corto plazo, aunque estás en una formación constante. Lo que tengo claro es que soy mejor regatista que en Río (2016) y que en Río era mejor regatista que en Londres (2012). Esto no va del año en el que compites sino de un proyecto".

 

Además, ellas lo afrontan con una garantía, la plaza olímpica: "El único comunicado ha sido de la Federación Española de Vela confirmando que lo regatistas que han conseguido la plaza y han sido seleccionados las mantienen. Eso se agradece. Al final no es solo dar noticias o tomar decisiones sino realizar alguna acción que los deportistas agradecemos mucho".
Por ahora derrota al aburrimiento mientras sigue mejorando en tierra como regatista. El mar espera a una campeona.