FÚTBOL SALA

Kike García: "El club crece y eso es lo importante"

Con la permanencia en el bolsillo, el Sala Ourense ya trabaja en el equipo y la estructura del próximo curso

Kike García habla con sus jugadores durante un tiempo muerto. (FOTO: JOSÉ PAZ)
Kike García habla con sus jugadores durante un tiempo muerto. (FOTO: JOSÉ PAZ)
Kike García: "El club crece y eso es lo importante"

El Sala Ourense está a dos días de sellar la permanencia matemática en la Segunda B. Lo hará el fin de semana, y sin jugar. Le toca medirse al desaparecido Prone Lugo y por ello los tres puntos caerán en el zurrón sin vestirse de corto. Como mínimo, mantendrá los 14 de ventaja con el Zamora, el antepenúltimo, con solo cuatro jornadas en juego. Entonces, trabajo hecho para el equipo en la campaña del regreso a las categorías nacionales.

Kike García, el entrenador, se deshace en elogios hacia sus jugadores: "Siendo un recién ascendido y con el presupuesto más bajo de la categoría salvarse a cinco jornadas del final es todo un éxito, sobre todo teniendo en cuenta los problemas con los que estamos llegando al final. La segunda vuelta se nos está haciendo muy larga, el equipo está al límite, por número de jugadores y por gasolina. Afrontamos el partido ante  Zamora con seis jugadores del primer equipo y dos chavales del filial, y las perspectivas a corto plazo no son las de recuperar a ninguno de los lesionados. Por el trabajo, por el sacrificio y por el resultado, al equipo le doy un notable alto".

Sin olvidar los cuatro partidos que hay por delante, con la permanencia en el bolsillo la entidad ourensana ya trabaja en el equipo y en la estructura para el próximo curso. Lo primero, el técnico. "Mi intención es seguir aquí. Llevo tres años y estoy identificado con el proyecto. Estamos ya en conversaciones y obviamente hago mis peticiones y me gustaría mejorar ciertas cosas. No económicamente -se ríe-, porque aquí no se cobra, pero sí me gustaría tener algún tipo de ayuda en el cuerpo técnico, estaría bien ampliar la estructura. Después, en lo deportivo, toca empezar a mirar ya en posibles altas y bajas", afirma Kike García.

El entrenador del primer equipo del Sala Ourense reconoce que "la permanencia está muy bien, porque es importantísimo tener una referencia en categoría sénior, pero es prioritario seguir mirando hacia abajo, a la cantera. En la época del Coinasa Ourense, y a pesar del tirón que tenía entonces el fútbol sala en la ciudad, se creara un filial al que entrené dos años pero no había un proyecto sólido de cantera. Ahora, se están haciendo mejor las cosas mejor en lo que a la base se refiere. El Sala Ourense sigue creciendo como entidad, y eso es lo más importante".

Y añade: "Paso a paso y con mucho esfuerzo, pero esto va a más. Los equipos de base aumentan y el filial ha sido muy importante para el primer equipo esta temporada. Es cierto que ha sido más una necesidad que un premio, pero los jóvenes han tenido su oportunidad en Segunda B. Con una plantilla corta en el primer equipo y tantos problemas en forma de lesiones y sanciones, ha sido una obligación, pero estoy muy satisfecho con lo que aportaron. Necesitamos y creemos en la cantera".

Futuro y pasado viajan por la mente de Kike García cuando llega el momento de levantar la cabeza y mirar al horizonte. "Este club nació con el objetivo de devolver al fútbol sala masculino de la ciudad a las competiciones nacionales. Eso ya lo hemos conseguido, pero lógicamente la gente quiere más, porque aquí hubo mucho pasado. Aquello ya es historia, y es una pena que haya muerto, por eso toca trabajar en otro proyecto. Yo confío en que este llegue todavía más alto de donde está actualmente, aunque para ello el club necesita crecer económicamente. Tenemos una plantilla relativamente joven, todavía con margen de crecimiento, pero sin los apoyos económicos necesarios un futuro más ambicioso es inviable. Aunque tuviésemos equipo para ganar la liga, no habría opciones económicas de estar en Segunda. Me alegra que la gente esté viniendo a Os Remedios, y que muchos jugadores se interesen por jugar en la base del Sala Ourense, pero este crecimiento deportivo debe ir acompañado de un crecimiento económico".


Tiempo al tiempo


Es un sueño y aunque ya faltó más el técnico asegura que "es posible que regrese la élite a la ciudad, pero hay que darle tiempo al proyecto porque el trabajo con la cantera es el camino a seguir".