La Región

HOCKEY HIERBA

Los mismos, pero diferentes

El Barrocas repite en la División de Honor B con una plantilla sin fichajes, pero con la experiencia de la campaña pasada como el mejor aval para seguir creciendo
Plantilla y técnicos del Barrocás, antes del entrenamiento. (Foto: Martiño Pinal)
Plantilla y técnicos del Barrocás, antes del entrenamiento. (Foto: Martiño Pinal)
Los mismos, pero diferentes

El CH Barrocás inicia este sábado la liga. Lo hará en la División de Honor B tras un verano en el que los despachos trajeron el mejor regalo posible. Tras una temporada complicada y decidida en la última jornada, el descenso deportivo quedó en nada y el equipo ourensano tendrá la oportunidad de repetir en la segunda categoría nacional. 

Cinco semanas de pretemporada para ponerse a punto: "Tuvimos que reprogramar la pretemporada, pero es lo de menos porque la ilusión es muy grande. Tenemos todos muchas ganas de empezar. Tampoco ha sido un trabajo grande hacer esos cambios. Hemos metido una buena carga física, pero sabemos que la clave está en mejorar tácticamente".

Y explica por dónde pasa la mejora respecto a la temporada pasada: "Tengo claro que el descenso vino por los puntos que perdimos en casa y por errores defensivos. Hubo partidos en los que fuimos a por la victoria y a veces hay que ser un poco más listo y saber guardar la ropa".

La defensa es la obsesión del técnico del Barrocás: "Técnicamente tenemos jugadores de mucho nivel, pero tenemos que mejorar nuestro rendimiento defensivo a nivel táctico. No podemos encajar tantos goles, sobre todo en el repliegue defensivo". 

El equipo cambia muy poco porque la filosofía de club no se negocia: "Los movimientos que hacemos son jugadores que dejan el equipo y otros que suben del equipo juvenil. Nosotros tenemos claro que apostamos por nuestros jugadores y además la economía del club no está para otra cosa".

Dos de los puntales de los últimos años apoyarán desde la grada. Javier Valencia y Daniel Albornoz se retiran. Además, Rubén Quintas jugará con el equipo de Liga Gallega.


Sangre fresca


El relevo está claro. Los juveniles que suben al primer equipo tendrán que aprender sobre la marcha. Álex Calvo, Bruno Ortiz, Brais y Antón jugarán con el primer equipo. La temporada pasada pasaron por el mismo escalón jugadores como Dani Vilar, Jacobo o Jou, que ahora tienen que dar un paso adelante en el rol que tengan en el equipo. Una plantilla en la que los Xurxo, Borja, Zane y compañía tendrán que seguir tirando del carro.


Primer rival


La liga empieza con un rival exigente, uno de los descendidos desde la máxima categoría. El sábado se alza el telón de la temporada con el Línea 22 de Terrasa como rival en Mariñamansa.

"No sabemos muy bien que plantilla van a tener porque hay jugadores que han dejado el equipo y porque tienen un entrenador argentino nuevo y que nos condiciona los análisis tácticos que podíamos saber del años pasado, pero seguro que es un buen equipo. Vienen de División de Honor", dice Oliveira. Y añade: "Es un equipo que tiene la garra y la intensidad como seña de identidad. Es un equipo exigente, pero vamos a intentar puntuar".

Es la primera jornada, pero "sabemos que la permanencia tiene mucho de ello en los partidos de casa". Y regresa al mensaje inicial: "Defensa y puntuar en casa. Esa es la clave. Vamos al partido con a idea de puntuar de tres, pero si no podemos tenemos que sumar un punto como sea. Tenemos que puntuar, eso sí. Valoro mucho la valentía y la ambición del equipo, pero tenemos que ser más prácticos y aprender de los que hicimos mal".

La teoría está clara en un equipo sin caras nuevas, pero con ilusión renovada. La permanencia es el objetivo y Marañimansa el fortín en el que quieren conseguirlo.