Deporte local

Máxima exigencia empezando de cero

Deporte local

FÚTBOL

Máxima exigencia empezando de cero

Los jugadores del Ourense CF se ejercitan con balones medicinales en las instalaciones de Oira (XESÚS FARIÑAS).
photo_cameraLos jugadores del Ourense CF se ejercitan con balones medicinales en las instalaciones de Oira (XESÚS FARIÑAS).
El Ourense CF intentará repetir su gran última temporada con un equipo casi nuevo

La directiva no se escondió desde el día después del partido de Balaídos en el que se esfumó el ascenso a Segunda B. El objetivo del Ourense CF es el mismo, volver a intentarlo.

Con ese mensaje hecho público  la exigencia será máxima para un proyecto que comenzó a entrenar en Oira y en al que habrá que dedicarle horas para empezar a reconocerlo.

Rubén Domínguez vuelve a un equipo al que ya dirigió en Preferente. El listón está alto. Le toca al entrenador aspirar a lo mismo que su predecesor, pero con una plantilla totalmente nueva y todavía incompleta.

Willian y Kolie son los únicos que siguen en la plantilla. El brasileño fue fundamental mientras las lesiones lo respetaron y si confirma lo que mostró el año pasado puede ser uno de los mejores jugadores de la categoría. El delantero no tuvo protagonismo alguno.

De los demás, vuelve Wadir y llega Josu. Hasta ahora no hay nada más que le pueda sonar al aficionados de a pie. Y es que todo lo demás son jugadores que, en la mayoría de los casos, no han jugador ni en el fútbol gallego.

Echando un vistazo a su trayectorias invita a pensar en un equipo que tendrá cuatro o cinco "veteranos" que aguanten en barco cuando haya marejada, y muchos "chavales" con credenciales interesantes en canteras sobresalientes, pero sin galones todavía ni en Tercera ni en categorías superiores.

Ahí está precisamente el anzuelo del Ourense CF. El club les ofrece la puerta que han utilizado otros para catapultarse. Jugadores que están en el fútbol profesional o mucho más cerca que una Tercera División que este año juega con doble riesgo. 

La creación de una Segunda División B Pro es una amenaza demoledora para cualquier proyecto que quiera ser ambicioso. El fútbol ourensano está hundido en la cuarta categoría nacional y descenderá a bloque una categoría más si alguno no logra ascender esta temporada. El verano que viene la Tercera pasará a ser la Preferente actual. Una pesadilla solo pensarlo.

El Ourense CF aspira a ser uno de los que pelee por evitarlo y desde ayer está en marcha. Es el primer paso de una temporada imprevisible para todos los equipos. Con un formato de competición desconocido y peligroso.

Por ahora lo que tiene solo sirve para hacer apuestas. Una moneda al aire que el cuerpo técnico tratará de convertir en garantía y que el club trabaja para mejorar. Faltan cuatro fichajes más y tres de ellos deberían ser jugadores importantes para uno de los proyectos más imprevisibles de la Tercera División. 

Tazos (fichaje)

La siguiente incorporación pontina será el defensa Tazos, que la pasada temporada militó en el Lemos de la Preferente Norte. Además, Rubén Domínguez tiene a prueba a Ebuké, Hassan y Alfonso. Los dos primeros proceden del Mirandés B y el tercero del Compostela.

Amistoso (sábado 24)

El Ourense CF tiene previsto disputar su primer partido amistoso de la pretemporada el sábado 24. El rival aún está por definir, pero la idea del conjunto albinegro es medirse al Deportivo de La Coruña, que esta campaña militará en la Segunda División B.

Domínguez: "Teníamos ganas de empezar"

El nuevo entrenador del Ourense CF toma el relevo de un proyecto ganador y lo hace con una plantilla totalmente renovada. La idea que tiene en la cabeza la deja clara: "Queremos ser un equipo protagonista y vistoso. Sobre todo vamos a intentar aprovechar las ventajas de jugar en un campo como O Couto y hacerlo con el balón como protagonista".

Lógico cuando tiene que dirigir a una plantilla "en la que la mayoría son jugadores que vienen de estar muchos años en canteras muy potentes a nivel nacional. Estos jugadores sufren mucho más si no tienen la pelota".

Sobre los primeros días de la pretemporada reconoce que el paso fundamental está conseguido: "Se nota mucho que todos teníamos muchas ganas de empezar a entrenar y de trabajar". Oira será el campo de entrenamiento del Ourense CF