Deporte local

El Ourense CF sigue confinado

Deporte local

Fútbol

El Ourense CF sigue confinado

Como mínimo, el equipo pontino no podrá entrenar hasta el domingo (XESÚS FARIÑAS).
photo_cameraComo mínimo, el equipo pontino no podrá entrenar hasta el domingo (XESÚS FARIÑAS).
El cuerpo técnico y los jugadores se someten entre hoy y mañana a las segundas pruebas PCR y si todo sale con normalidad el domingo volverían a los entrenos

El Ourense CF continúa sin poder trabajar. La plantilla se mantiene confinada en sus domicilios tras el positivo del jugador senegalés Abuka aunque todos están pendientes de realizar entre hoy y mañana una segunda prueba PCR.

También acudirá a pasar esas pruebas el técnico Rubén Domínguez, que al igual que la totalidad de la plantilla decidió aislarse en su domicilio pese a que él no tenía que hacerlo al dirigir los entrenamientos con mascarilla y guardando la distancia de seguridad. 

Así, como mínimo hasta el domingo, el equipo no podría regresar a los entrenamientos. "A día de hoy esa es la fecha que barajamos, dando por sentado que los resultados sean negativos".

Esta situación es un gran contratiempo para el técnico en una pretemporada que está siendo muy atípica. "Al final, en el mejor de los casos vamos a estar 10 días parados. Esta situación nos condiciona totalmente los entrenamientos de pretemporada y los partidos amistosos que teníamos previstos". 

Precisamente el Ourense CF de esta temporada necesitaba más que nunca tiempo para acoplarse ya que salvo un par de jugadores, que continúan del pasado curso, los demás son todos nuevos. "Somos un equipo nuevo, desde el cuerpo técnico a la mayoría de la plantilla. Estábamos empezando a conocernos, a integrarnos y esto nos cortó la planificación. Pero bueno, es lo que toca" afirma un resignado Rubén Domínguez que va más lejos al reconocer que "muchos jugadores llevaban seis meses parados y ya iba a ser una pretemporada más corta de lo normal, pero es que ahora vamos a llegar a la competición, a día de hoy, con una semana de trabajo y eso esperando poder volver el domingo".

La liga tiene previsto comenzar el 18 de octubre y el técnico del Ourense CF, que la abrirá recibiendo al Ribadumia, espera "poder estar lo mejor preparados posible. No podemos ocultar que con tan poco tiempo de preparación habrá un riesgo grande de lesiones porque no vamos a tener entrenamientos suficientes para iniciar la temporada con garantías".

En todo caso, pese a los numerosos problemas con los que se ha encontrado en su regreso a los banquillos, Rubén Domíngueztiene muy claro que "la ilusión la sigo teniendo intacta y estoy con todo el ánimo del mundo aunque es cierto que me duele no poder trabajar como me hubiera gustado".

Al mal tiempo toca ponerle buena cara y el técnico así lo hace. "A todos nos toca readaptarnos y no ir llorando por las esquinas. Tenemos que trabajar como se pueda y en nuestro caso, donde no nos llegue el aspecto físico tendremos que suplirlo con el metal, que a veces también ayuda y mucho" finaliza.