Deporte local

Polémica derrota del Arnoia

Deporte local

fútbol

Polémica derrota del Arnoia

El arnoiés Bruno Villar aguanta el balón ante Samuel Alonso, del Atios (MARTIÑO PINAL).
photo_cameraEl arnoiés Bruno Villar aguanta el balón ante Samuel Alonso, del Atios (MARTIÑO PINAL).
El líder Atios se impuso a un conjunto de Iván González que mereció más y que sufrió las expulsiones de cuatro jugadores

El Arnoia no pudo sacar nada positivo en su duelo ante el líder Atios tras sufrir la anulación de tres goles y la expulsión de cuatro jugadores. El encuentro se puede dividir en dos partes, hasta el minuto 80 y del 81 hasta el final. 

Durante ese "primer tramo", el Atios fue el dominador, llevando la inciativa y sabiendo muy bien como debía de jugar en el maltrecho césped de A Queixeira y ante el correoso Arnoia. A pesar de ello, hubo igualdad en cuanto a ocasiones. Las más claras fueron una del Atios en el minuto 18, cuando el visitante Mintegui recibió un centro de Samu Alonso, y sólo en en el punto de penalti, remató pegado al poste; y otra del arnoiés Dani Arbo, al poco de la reanudación, con un remate de cabeza tras un centro de Karim desde la izquierda, que se encontró con una buena respuesta del meta Diego Pérez. Destacar también un tanto anulado al propio Dani Arbo por una supuesta falta en un salto tras un córner.

El encuentro se empezó a romper en el minuto 63 con la rigurosa expulsión de Kike por una entrada a Joni. A partir de ese momento, el Arnoia dejó atrás la defensa de cinco y comenzó a jugar con un 1-4-4-1. Curiosamente, con diez el equipo de Iván González apenas vio inquietada su portería hasta el minuto 80, cuando Estefan abrió el marcador con un remate de cabeza en el segundo palo tras un saque de esquina lanzado por el recién salido Pablo Debén.


Carrusel de expulsiones 


Desde el minuto 81 el protagonismo recayó en el colegiado Enríquez Pereiro (el mismo que dejó al Barbadás con nueve jugadores en Moaña). El colegiado expulsó por protestar a Dani Arbo, Miguelín y Karim en un partido en el que no hubo ni tanganas ni juego sucio. La sentencia la anotó Marquitos en el descuento tras una contra. 

Aún habría tiempo para que el pichichi Mintegui enviara al poste un penalti en el minuto 97.