Deporte local

Primera vuelta de contrastes

Deporte local

Primera vuelta de contrastes

El centrocampista del Barbadás, Luis González, conduce el balón ante la presión del arnoiés KIke y la mirada de Senén y Dani Vázquez, del Arnoia.
photo_cameraEl centrocampista del Barbadás, Luis González, conduce el balón ante la presión del arnoiés KIke y la mirada de Senén y Dani Vázquez, del Arnoia.
El Arnoia es la revelación de una liga donde el Barbadás y el Velle aún tienen margen de mejora; y el Polígono es colista 

La Preferente ha llegado a su ecuador sin apenas sorpresas en lo relativo a la clasificación. Antes de comenzar la liga, para muchos los favoritos para el ascenso eran Atios, Vilalonga, Ribadumia, Cultural Areas y Céltiga. Después de 19 jornadas son los cinco primeros de la clasificación. El primer equipo ourensano es el Arnoia (sexto clasificado), que a pesar de ser un recién ascendido ha estado toda la primera vuelta en los puestos de arriba, siendo incluso el líder de la categoría.

Los de Iván González son, sin duda alguna, la revelación de la temporada. Muy poca gente podía pensar que un equipo que se estrena en la competición podría estar luchando de tú a tú con plantillas y presupuestos muy superiores.

Un paso por debajo está el Barbadás, que tras un comienzo de liga decepcionante poco a poco se va acercando a los puestos de privilegio. El técnico Agustín Ruiz ha conseguido encajar las piezas curiosamente cuando el equipo tenías más bajas. Aunque lejos quedan los 36 puntos que consiguió la temporada pasada con Juanjo Vilachá en el banquillo azulón, el Barbadás ha cerrado la primera vuelta con unas sensaciones que invitan al optimismo.

En dinámica opuesta se encuentra el Velle, que tras realizar un inicio de liga que sorprendió a propios y extraños, se ha quedado anclado en los 20 puntos tras acumular cuatro derrotas consecutivas. Pese al irregular final de primera vuelta, los de Óscar Sabucedo continúan fuera de los puestos de descenso. Curiosamente, llevan un punto menos de los que sumó el equipo con David Rivo en el banquillo la temporada pasada. En el Monte da Aira son conscientes de que en la segunda parte de la temporada serán necesarios sumar mínimo 22 unidades para lograr la permanencia en la categoría. Finalmente, el Polígono cierra la primera parte de la campaña en el último puesto de la tabla clasificatoria tras lograr únicamente un triunfo y cinco empates.

El Ribadumia cierra su portería

A nivel individual, los jugadores más destacados de la primera vuelta han sido Roberto Pazos y Mitengui. El primero es el portero del Ribadumia, que junto a su compañero Álex Sánchez, ha conseguido que su equipo sólo haya encajado 11 tantos, con un media de 0,57 goles por partido. 

Asimismo, el pichichi de la liga es Mintegui. El delantero del Atios ha logrado 17 dianas, las cuales han ayudado a que el conjunto rojillo sea el campeón de invierno. 

Más en Deporte local