TERCERA DIVISIÓN

Al Barco le faltó más oficio ante el Racing de Ferrol

Los departamentales se llevaron los tres puntos de Calabagueiros al derrotar al equipo barquense por 1-2 y vuelven a colocarse líderes de Tercera

Diego Ribas salva sobre la línea un intento de remate de un jugador barquense. (FOTO: JOSÉ PAZ)
Diego Ribas salva sobre la línea un intento de remate de un jugador barquense. (FOTO: JOSÉ PAZ)
Al Barco le faltó más oficio ante el Racing de Ferrol
CD Barco 1-2 Rácing de Ferrol

 

Cuando se acerca el final de liga, los partidos se aprietan al máximo y los rivales con experiencia y oficio llevan los encuentros a su terreno y terminan consiguiendo los puntos en juego. 

Eso fue lo que le paso al Barco ante el Rácing de Ferrol, que afrontó el partido casi como si fuera ya uno de promoción de ascenso y que terminó ganando por 1-2.

Ambos equipos sabían lo que se jugaban. El Barco, había conocido la derrota el sábado de la UD Ourense y quería apretar la pelea por esa cuarta plaza. El Rácing de Ferrol también sabía del traspiés del Bergantiños en O Couto y que una victoria les devolvía al liderato. Así que errores los mínimos y mucho control de partido. A mayores, los ferrolanos, que sufren una plaga de lesiones, aterrizaron en Calabagueiros con once jugadores y cuatro juveniles para completar convocatoria. 

Total, que los primeros veinticinco minutos se consumieron con un par de tiros de Joselu y Pablo Rey sin mayor peligro y un centro de Ivi Vales, al que no llegó Juanito Bazo por muy poco y una falta de David Álvarez que Diego Rivas mandó a saque de esquina.

Pero a los 29 minutos el partido se le puso de cara al Ferrol. El Barco intenta salir con la pelota desde atrás, pero Omar Navarro comete un grave error y la pelota le cae a Joselu, que tras pared con Pablo Rey, fusila al meta Kike. 


Empate a renglón seguido


dsc_5316_resultMazazo para los rojillos, aunque pasajero. Por que solo dos minutos más tarde, un centro de Iker Revuelta lo remata Juanito Bazo y lo detiene Diego Rivas. El árbitro, tras indicárselo el juez de línea, da gol al considerar que el meta ferrolano atajó la pelota por detrás de la línea de gol. 1-1 y vuelta a empezar.

La primera parte llegó a su final con poco más que dos lanzamientos de los dos jugadores más talentosos sobre el verde. David Álvarez para los locales y Pablo Rey de los visitantes, pero ambos lanzamientos se marcharon fuera.

La segunda parte también comenzó de la peor forma posible para el equipo de Manolo Pérez. El ourensano Diego Seoane, subió la banda y sacó un  centro que dejó pasar Juan Antonio para que Palo Rey no perdonara ante Kiko.

A partir de ese momento el partido casi se acabó. El Ferrol tiró de oficio y llevó el partido a su terreno. Y de eso saben un poco. Tiene jugadores experimentados que se las saben todas. Y lo llevaron a la máxima expresión. Dormir el juego, tener control de la pelota y llevar los partidos a su terreno.

Enfrente un Barco, en el que la magia y la claridad de ideas la pone David Álvarez, y jugó mermado, tanto que incluso tuvo que dejar el partido en el minuto 73. Y desde ese momento se le apagó la luz al ataque del Barco.

El Ferrol se dedicó a guardar como oro en paño el resultado y salvo un remate de Juanito Bazo que detuvo, otra vez con incertidumbre Diego Rivas, y que el Barco reclamó que la pelota había cruzado la línea de meta, pero esta vez, el colegiado no lo dudo y mandó seguir.

Los últimos minutos, el Barco con más corazón que cabeza intentaba empatar el partido, pero todo era a base de colgar balones que la veterana defensa verde sacaba sin pasar por mayores apuros.

Al final, el Ferrol se llevó los tres puntos en juego que le sitúan de nuevo como líderes en solitario de la competición. Mientras el CD Barco, después de ver como fue la jornada y que ninguno de los que pelean por la cuarta plaza logró ganar, ya piensa en el derbi que este jueves les trae al campo de O Couto.