Deporte local

Dacosta: "Era dar este paso o cerrar"

Deporte local

Fútbol

Dacosta: "Era dar este paso o cerrar"

Ramón Dacosta (A.C.).
photo_cameraRamón Dacosta (A.C.).
Ramón Dacosta, nuevo presidente de la UD Ourense, analiza la situación del equipo rojillo y porqué decidió a tomar las riendas del club de su ciudad

La pasada Navidad la junta directiva de la UD Ourense que encabezaba Modesto García comunicó su firme decisión, tras cinco años al frente, de hacerse a un lado y convocar elecciones a la presidencia del club.

Tras varias asambleas, y pese a la buena salud de la entidad unionista, tanto económica como deportiva, nadie se atrevía a dar el paso. Al final, muy a última hora y cuando ya empezaban a oírse rumores de una posible desaparición, apareció Ramón Dacosta encabezando un grupo de personas que se hizo con las riendas del club, poniendo punto y final a un problema que empezaba a tener difícil solución.

José Ramón Dacosta González (21/09/19749), fue un joven jugador que como tantos otros salió de la cantera del Pabellón rumbo al Celta, con la diferencia que él fue uno de los pocos que cumplió el sueño de debutar en Primera división con el equipo celeste. Tras pasar por varios equipos colgó las botas en el desaparecido CD Ourense. No dudó, años después ya retirado, en volver a descolgarlas para ayudar desde el terreno de juego en el primer año de vida a la UD Ourense en Tercera Regional. Ahora, cinco años después, se ha convertido en el presidente de una entidad en la que ya trabajaba en los despachos, además de entrenar a un equipo de la base.

Existe una gran responsabilidad a la hora de manejar este club. Por suerte, no es un club cualquiera, y teníamos que tener muy claro lo que queríamos y asumirlo con todas las consecuencias".

No duda en explicar el motivo de su paso al frente. "No teníamos mucho más para dónde ir. Era dar este paso o directamente cerrar la persiana y entregar las llaves a la Federación. Lo hablamos varias personas que llevamos involucradas desde el principio en el club como los hermanos Currás, Diego Soto y por supuesto el Doctor Cabaleiro, que es la parte principal de este proyecto, y nos decidimos a dar el paso".

Eso sí, reconoce Dacosta que le dieron más de una vuelta ya que "no era fácil tomar las riendas. Existe una gran responsabilidad a la hora de manejar este club. Por suerte, no es un club cualquiera, y teníamos que tener muy claro lo que queríamos y asumirlo con todas las consecuencias".

Ahora, tras los primeros días en el sillón presidencial, las cosas se ven de otra manera, aunque tiene cierta ventaja al llevar toda la vida dedicada al mundo del fútbol. "Esto es nuevo para mí, es totalmente diferente a lo que hice antes pero el día a día te va poniendo en tu sitio. Además, tenemos la suerte de que la directiva saliente está todos los días con nosotros para ayudarnos en lo que haga falta".

El nuevo presidente que reconoce que "aquí tenemos poco que criticar. Los últimos cinco años fueron muy buenos tras tener que empezar desde la nada. Ahora toca seguir hacia adelante y necesitamos la ayuda de todo el mundo, por eso tenemos las puertas abiertas a todos los que quieran ayudarnos".


"Con la gente de casa siempre se lograron grandes objetivos"


Una de las piedras angulares del nuevo proyecto de Ramón Dacosta y compañía es el trabajo con la cantera. Lo tiene claro y no duda en afirmar que "ya en los tiempos de CDO, siempre que el equipo se surtió con gente de casa logró grandes objetivos. Este club creció mucho en poco tiempo y ahora debemos darle consistencia. Tenemos claro que eso debe hacerse desde abajo creando una buena base que dará sus frutos". Y va más lejos: "El primer equipo es la máquina motora, pero los vagones que vienen detrás están llenos de gasolina muy pura que tenemos que saber aprovechar".


"Es imprescindible buscar una solución al tema de los campos"


Uno de los grandes problemas de la UD Ourense desde su fundación es no poder disponer de campos suficientes para entrenar, tanto el primer equipo como la base. El nuevo presidente lo sabe y trata de buscar una solución. "Sea como sea, tenemos que arreglar ese problema. Es imprescindible buscarle una solución al tema de los campos porque tenemos 300 niños en la base que necesitan tener donde entrenar, además del primer equipo. El alcalde ya es conocedor de lo que necesitamos y la masa social que tenemos, y quedó en darnos una respuesta".