Deporte local

Los rojillos van por la buena senda

Deporte local

Tercera División

Los rojillos van por la buena senda

El delantero de la UD Ourense, Carlos de Dios, supera a Álex Vila, portero del Rápido de Bouzas. (FOTO: ÓSCAR PINAL)
photo_camera El delantero de la UD Ourense, Carlos de Dios, supera a Álex Vila, portero del Rápido de Bouzas. (FOTO: ÓSCAR PINAL)
El cuadro unionista volvió a ganar en el campo de O Couto tras derrotar al Rápido de Bouzas merced a un gran empeño y al gol de Carlos de Dios
 
UD OURENSE 2-1 RÁPIDO DE BOUZAS

 

La UD Ourense poco a poco va despejando las dudas y la gran victoria sobre el Rápido de Bouzas por 2-1 pone de manifiesto que el conjunto rojillo transita por la buena senda y va ganando confianza.

Durante la primera parte la intensidad y la dinámica que le imprimió al juego el cuadro unionista se vio reflejado a los pocos minutos, cuando Tiago desde la frontal del área sacó un potente remate que superó la estirada de Álex Vila para colar el balón junto al palo derecho y establecer el 1-0.

Más tarde, el insasiable ariete unionista Amín lo intentó al conectar de cabeza un centro desde la izquierda que encontró bien plantado al meta visitante.

El Rápido de Bouzas buscó organizarse en ataque al punto de generar su mejor oportunidad para empatar, pero el portero Dani Sampayo tras despejar un primer disparo de Araújo mostró grandes reflejos para luego desbaratar el posterior remate de Pazos.

Aún así y en medio de un encuentro disputado, jugándose al limite la UD Ourense no renunció al ataque. El trabajo de Carlos fue realmente encomiable, ya no solo en crear combinaciones con Rubén Duran, sino que además se desdobló en tareas de recuperación, mientras que Amín intentaba incordiar a la zaga viguesa.

En una serie de intentos frustrados, el capitán Rubén Durán tras probar un primer disparo con la derecha, se animó y desde unos 25 metros sacó un tremendo zurdazo que parecía colarse por la escuadra y que en una gran respuesta el portero alcanzó a desviar el balón al saque de esquina.

Después del gran trabajo colectivo que hacía justicia con la ventaja parcial, la fortuna le sonrió al Rápido de Bouzas. Araújo probó desde fuera del área, el balón tras tocar en un defensa local describió una rara parábola que dejó sin opciones a Dani Sampayo consiguiendo el 1-1, un excesivo premio para los visitantes.

El primer cuarto de hora del segundo acto mostró a un Rápido de Bouzas más decidido en ataque, si antes pasar un gran susto tras el cabezazo de Amín que se fue por centímetros sobre el larguero.

Los problemas se trasladaron al área rojilla, donde su infatigable lateral Varo era capaz de salvar sobre la misma línea la caída segura de su portería.

Los unionistas no se amilanaron, por el contrario, organizaron mejor la parcela del medio campo y las proyecciones de Afredo pusieron en apuros a Álex Vila que tuvo que rechazar un remate del lateral y posteriormente conjurar otro buen disparo de Tiago, tras una buena asistencia de Alfredo.

Las ocasiones rondaron más por la portería visitante. Una buena combinación de Amín para la aparición de Champi acabó con el disparo de éste ultimo que se fue lamiendo el poste izquierdo.

La perseverancia de Carlos de Dios hizo posible que llegara el tan buscado segundo gol. Aprovechándose de una falta de cordinación entre un defensa y el meta ÁlexVila, el interior unonista con gran picardía se anticipó picando el balón sobre el portero colocando el 2-1.

Esfuerzo defensivo

Las prisas se trasladaron al bando contrario, pero el cancerbero Dani Sampayo supo desviar un remate envenenado de Fondevila.

Con más corazón que cabeza el Rápido de Bouzas se fue como un león herido para intentar de alguna manera empatar el partido.

La UD Ourense se multiplicó en labores defensivas cerrándole todos los caminos a su rival que al sumar efectivos al ataque se expuso a un par de contras del conjunto rojillo que no llegaron a materializarse por muy poco. 

Al final, la victoria fue el premio al esfuerzo de un equipo en alza.

Más en Deporte local