Deporte local

Rubén Arce, otra vez de verde

Deporte local

Rubén Arce, otra vez de verde

El delantero ourensano regresa al Arenteiro y se convierte en el primer fichaje de un equipo que tiene el objetivo de pelear con los "grandes" en la próxima temporada

El nuevo Arenteiro de la temporada 2020-21 arranca a lo grande. La primera piedra es un fichaje contrastado y conocido. Se trata de Rubén Arce Lorenzo (Ourense 7/2/1991).

Un jugador que ya perteneció al equipo de O Carballiño durante dos temporadas, en las que logró el ascenso a Tercera División y en la que fue el máximo goleador del equipo, por aquel entonces entrenado por Manel Vázquez. Además,  en la segunda campaña fue nombrado mejor jugador de Tercera. Se trata de un fichaje ilusionante para los aficionados, muy querido y que había conectado muy bien con la grada de Espiñedo.

Arce comenta porqué se decidió por la propuesta verde, pese a barajar otras ofertas: "Me llamaron y me contaron el proyecto que tienen para esta temporada, me pareció muy bueno y me decidí por su oferta". Aunque reconoce que también tuvo mucho que ver "los dos años maravillosos que pasé allí. Me trataron de forma espectacular y además me habían salido muy bien las cosas", y no duda en afirmar que "fueron las dos mejores temporadas de mi carrera como futbolista". También le animó mucho "el que vayamos a entrenar por las mañanas, es algo que me llamó mucho la atención. Para un jugador eso es un lujo y fue una de las razones que me ayudaron a tomar la decisión".

Las dos últimas temporadas defendió la camiseta de la UD Ourense, y pese a que podría haber continuado, tiene claro que "había llegado el final de un ciclo. Llevaba dos años en los que, por unas u otras razones, las cosas no me salieron como yo pensaba. Por eso tenía muy claro que era el momento de cambiar de aires".

Mirando hacía lo que le puede deparar la próxima temporada, el nuevo jugador verde quiere "repetir los dos años fantásticos que hice en mi anterior etapa", aunque con la situación que se está viviendo no sabe muy bien como será el futuro. "A día de hoy, tenemos muchas incertidumbres. Veremos cuándo empezamos, cómo será y sobre todo si puede volver el público a los campos". Y sabe bien de lo que habla: "En Espiñedo el apoyo de la afición es fundamental y a lo largo de una liga te da muchos puntos", asimismo añade que "jugar sin gente es un fútbol descafeinado. Si no nos queda más remedio habrá que hacerlo, pero esperemos que esta pesadilla finalice lo más pronto posible por el bien de todos". 

Y finaliza con las típicas palabras de todo fichaje cuando llega a un club: "Trabajo, esfuerzo e ilusión. Es lo que está en mi mano". Lo dice un jugador que ayer se fue de vacaciones para desconectar y volver con las pilas cargadas. Con que lo haga igual que en las dos temporadas que vistió de verde, todos se darán por satisfechos. Es la primera piedra del nuevo proyecto de une equipo que espera codearse con los "grandes".


El detalle


El nuevo presidente del Arenteiro, Argimiro Marnotes ya tiene su primer gran fichaje de cara a la próxima temporada. Y no duda en catalogarlo como "regreso al futuro.Vuelve a un equipo en el que dio un gran rendimiento y estoy convecido de que va tener un gran futuro y que nos va a dar muchas tardes de alegría". Y es que sabe Marnotes que "seguro que los aficionados están muy satisfechos con este fichaje ya que era muy querido por todos los aficionados que ya en su momento lamentaron mucho su marcha". El presidente del Arenteiro espera "seguir en los próximos días confirmando más incorporaciones para que el equipo de la próxima temporada vaya cogiendo forma".

Más en Deporte local