Deporte local

En Tercera todo son dudas

Deporte local

FÚTBOL

En Tercera todo son dudas

Rubén García, segundo por la izquierda, y Germán Nóvoa, segundo por la derecha, junto al trío arbitral antes del derbi en Calabagueiros (MIGUEL ÁNGEL).
photo_cameraRubén García, segundo por la izquierda, y Germán Nóvoa, segundo por la derecha, junto al trío arbitral antes del derbi en Calabagueiros (MIGUEL ÁNGEL).
Los capitanes de los equipos ourensanos de la categoría quieren que la liga se reanude, pero es tan solo un deseo

Una semana más el mundo del fútbol sigue parado. Y por el momento, pese a comentarios, rumores y cábalas que se hacen, sin fecha de regreso. Se especula que las competiciones se pueden dar por finalizadas o que se jugarían durante el verano, pero a día de hoy nada es seguro. Sólo rumores. 

Los capitanes de los cuatro equipos ourensanos de Tercera División hablan acerca del futuro próximo, el camino que puede coger el mundo del fútbol y también cómo están pasando su día a día, confinados en sus casas.

El mejor clasificado de los cuatro es el Ourense CF. Se encontraba en el segundo puesto y con la promoción de ascenso a Segunda B casi asegurada. Germán Novoa Enríquez cumple la tercera temporada en el equipo y no duda en reconocer que "para mí sería una putada muy grande que suspendieran la temporada, una decepción enorme. Pero no quedaría más remedio que acatarlo, ya que lo principal es preservar la salud".

Afirma el defensa pontino que no le importaría jugar en los meses de verano ya que "al final estamos haciendo lo que más nos gusta, por eso yo no tendría ningún problema en jugar en junio o julio. Por un año que no tengamos vacaciones no va a pasar nada. Este es también el sentir de la plantilla". Lo que no encuentra lógico es "jugar partidos muy seguidos, me parece excesivo. Es mejor alargar la competición 20 días más. Y más en nuestra categoría, en la que mucha gente compatibiliza fútbol y trabajo".

OURENSE 17/11/2019.- Ourense CF-Pontellas, partido de liga.  José Paz

Rubén García Martínez, capitán del CD Barco, cumple la quinta temporada en el conjunto valdeorrés. Es más realista y considera que "quiero creer que se puede volver a jugar, pero realmente veo muy complicado que se reanude de nuevo". Y va más lejos, "desde el principio fui muy negativo y pienso que la única opción es que se juegue a puerta cerrada. Y en Tercera División todavía más, ya que muchos compañeros trabajan y tendrían muchos problemas". 

El Barco también esta en promoción de ascenso, por eso Rubén afirma que "me fastidia, ya que la temporada pintaba muy bien. Pasamos el bajón y ahora el equipo volvía a ir hacia arriba. Además el calendario, aunque siempre es complicado ganar creo que nos podría venir bien. En todo caso, tengo la impresión que por lo menos hasta mayo no vamos a hacer vida normal". 

Lo que sí tiene claro es que no querría estar en la piel de los que deciden. "Es complicado. Me parecería injusto que no valiera para nada lo que jugamos, pero buscarle una solución que sea buena para todos no será nada fácil".

Rubén Rodríguez Durán es el capitán de la UD Ourense, equipo en el que cumple su cuarta temporada. También es claro: "Lo más justo sería acabar la temporada, pero mi pensamiento es que la pueden dar por nula. Es una decisión complicada y no va a ser fácil para los que lo tienen que decidir. A mí me gustaría volver a jugar y ese es un poco el pensamiento del grupo y lo que he hablado otros jugadores, pero no depende de nosotros. Además, está claro que lo primero es la salud de la gente y esto no está siendo ninguna broma". 

También piensa que jugar cada dos o tres días no es la solución. "Me parece impensable. Los jugadores no somos robots y deben de respetarnos. Creo que la mayoría no pondríamos ningún problema en tener que jugar en verano".

OURENSE 1/09/2019 UDO-Arosa, partido de liga de tercera . José paz

Por último, Adrián Padrón, que lleva cuatro temporadas en el Arenteiro, lo tiene muy claro. "Yo no me mojo sobre el futuro. El que tenga que tomar la decisión tiene una papeleta muy complicada. No me parece muy justo anular todo lo que se hizo hasta ahora y tirar por la borda casi un año entero, aunque todo dependerá de cuando acabe esta pandemia. Ascender o descender un equipo a estas alturas es complicado. El problema es que cada equipo está en una situación y van a mirar el beneficio propio. Lo que sí tienen claro todos es que los jugadores están dispuestos a arrimar el hombro y que la temporada que viene todo va a ser muy diferente".