Deporte local

Traspié del Arenteiro en Espiñedo

Deporte local

FÚTBOL

Traspié del Arenteiro en Espiñedo

El jugador del Arenteiro, Rícar, ejecuta un libre directo ante la barrera del Choco en Espiñedo (JOSÉ PAZ).
photo_cameraEl jugador del Arenteiro, Rícar, ejecuta un libre directo ante la barrera del Choco en Espiñedo (JOSÉ PAZ).
El conjunto de O Carballiño no pudo lograr nada positivo ante un Choco que se llevó los tres puntos gracias al solitario gol de Yerai en la primera parte

Después de tres partidos sin conocer la derrota, el Arenteiro cayó por la mínima ante un Choco que se acerca a los puestos de promoción de ascenso.

El encuentro estuvo muy condicionado por el mal estado del terreno de juego, que estaba muy blando y que imposibilitaba que el juego fuera fluido. Ambos equipos decidieron no tomar riesgos, lo que provocó un exceso de centrocampismo. El partido estaba encaminado a que el primer equipo que se colocara por delante en el marcador se llevaría los tres puntos. Y así fue. Corría el minuto 24 cuando el visitante Yerai, en posición dudosa, aprovechó una asistencia de Adrián Vaz para batir al meta Rui Santos con un tiro cruzado. Poco antes, Tomás Abelleira ya había avisado con una falta que se fue rozando el larguero.

El Arenteiro contestó con un disparo de Wadir desde la frontal que blocó en dos tiempos el portero choqueiro Cortegoso. Poco más ocurrió en un primer acto que destacó por la igualdad entre ambos conjuntos.


Mejoría local


El segundo tiempo no empezó de la mejor manera para el Arenteiro, ya que en el minuto 53, uno de los jugadores más en forma de los verdes, Fajardo, tuvo que abandonar el terreno de juego por un esguince de tobillo, lo sustituyó Pablo Lede, que jugó su segundo encuentro con la elástica del Arenteiro. El propio Lede fue el encargado de filtrarle un balón a Rícar, que sólo dentro del área, no fue capaz de resolver.

Pasaban los minutos y el gol local no acababa de llegar, además, el Choco se sentía cómodo defendiendo y saliendo al contraataque. Cuando el partido ya estaba en el descuento, el defensa Ross se encontró con una pelota en el área pequeña, pero no consiguió conectar un disparo certero. 

En este ocasión, el equipo de Gelucho no pudo apelar a la mística de Espiñedo y se quedó sin poder perforar la portería de Cortegoso. Pese a la derrota, el Arenteiro sigue fuera de los puestos de descenso.  

Más en Deporte local