La Región

TERCERA DIVISIÓN

Mucho dominio de la UD Ourense, pero sin premio

El exdelantero rojillo Adrián Vaz, ahora en el Choco, le dio los tres puntos al equipo de Redondela con su tanto en el primer minuto del partido
El delantero de la UD Ourense, Hugo García, aguanta el balón ante un jugador del Choco. (IVÁN DACAL)
El delantero de la UD Ourense, Hugo García, aguanta el balón ante un jugador del Choco. (IVÁN DACAL)
Mucho dominio de la UD Ourense, pero sin premio
UD OURENSE 0-1 CHOCO

 

El fútbol tiene situaciones que resultan difíciles de explicar y todavía mucho más, de entender. Eso pensarían en la tarde de este domingo muchos de los aficionados que se dieron cita en las gradas de O Couto, cuando al minuto de juego, el delantero visitante Adrián Vaz marcaba para el Choco el único tanto que se vería en el partido.

Hasta ahí, todo normal. El caso y la cuestión es que el delantero vigués llegó la pasada temporada a la UD Ourense como el hombre encargado de hacer los goles. Pasó por O Couto con más pena que gloría y tras una temporada gris, busco un protagonismo que aquí no tenía en otros lares. Y lo encontró en el Choco y de que manera.

Cierto es que en el tanto del ariete visitante tuvo mucho que ver las facilidades defensivas rojillas. Yerai Couñago entró muy cómodo por banda derecha y puso un centro medido que Adrián solo tuvo que empujar a la red. Aunque como decía un 'forofo' de los ourensanos, "o ano pasado nin eso facía". Total, que cuando alguno todavía buscaba su asiento en la grada, los choqueiros ya ganaban por 0-1.

A partir de ese momento, la UD Ourense, lejos de acusar el golpe, se fue haciendo poco a poco con el partido y del Choco poco más se supo. Y eso que los de Redondela son un equipo que entiende el fútbol a través de la pelota, pero ayer domingo, en O Couto también dejaron claro que manejan otros registros.

Casi se podía decir que fue un monólogo de los rojillos, pero sin acierto de cara al gol. El delantero Marquitos fue el que más protagonismo tuvo en ataque con múltiples ocasiones, pero en este encuentro tenía el punto de mira poco afinado. En la primera parte, además del número 11 ourensano, también Champi o Adrián Presas probaron fortuna pero sin acierto.

La segunda parte todavía fue peor. Los de Currás dieron un paso al frente y el Choco, sin ninguna prisa y bien ordenado en defensa, dejaba que pasasen los minutos y fiaba su suerte a alguna contra o a la falta de puntería oruensanista. Y le salió bien, aunque con suerte.

La cascada de ocasiones comenzó con un disparo ajustado de Champi, le siguieron Adrián Presas, Marquitos en un par de ocasiones, una muy clara que sacó Cortegoso con el cuerpo cuando ya se cantaba el gol, Hugo García o incluso una última del debutante Tiago, que también se marchó lejos de los tres palos. Cierto es que puede que a este equipo le vuelva a faltar gol, algo de lo que ya adoleció la temporada pasada, pero no es menos cierto que cuando tienes muchas ocasiones, alguna acaba entrando. Ayer no fue así y el equipo rojillo cosechó la primera derrota de la temporada. Aunque hiciera méritos para bastante más.