Deporte local

Una victoria de la UD Ourense que aleja fantasmas

Deporte local

fútbol

Una victoria de la UD Ourense que aleja fantasmas

El delantero rojillo Iago Blanco, autor de dos goles, pelea con el defensa del Rápido de Bouzas Méndez (JOSÉ PAZ).
photo_cameraEl delantero rojillo Iago Blanco, autor de dos goles, pelea con el defensa del Rápido de Bouzas Méndez (JOSÉ PAZ).
La UD Ourense se reencontró con el triunfotras ganar al Rápido de Bouzas por tres goles a dos, aunque acabó sufriendo más de lo que debería

La UD Ourense consiguió derrotar al Rápido de Bouzas por 3-2, y al final eso será lo que quede. Todo lo demás es secundario. Necesitaban los tres puntos y lo de menos era el como conseguirlos. Eran necesarios. Y aunque sufriendo, al final se quedaron en O Couto.

Quería Fernando Currás que su equipo diera un paso al frente, que fuera más maduro, más incisivo, que no tuviera miedo y si carácter.

En la primera parte lo logró. Y eso que se encontró con el mazazo del gol visitante a los diez minutos, obra de Costa, que remató en el primer palo un saque de esquina.

Aunque antes, en el minuto dos de partido Hugo García, solo, mandó al limbo un remate franco en el que cantaba gol la grada. Y en el cuatro Alfredo probó con una falta directa que atajó el meta visitante.


Dominio local


La UD Ourense salió lanzada. Creando ocasiones claras, lo que daba a entender que el empate estaba cerca. Josu y Hugo García tuvieron otras dos claras, antes de que en el minuto 17 Iago Blanco rematara en el segundo palo un saque de esquina, eso sí, con la colaboración del meta Expósito. 

Casi sin tiempo a la reacción visitante, Gabi Sanín puso un centro medido que Champi en el segundo palo remató de cabeza al fondo de la porteria boucense.

La UD Ourense era muy superior a un Rápido de Bouzas que justificaba su clasificación, llegó como penúltimo a O Couto y sin entrenador, ya que en una semana no fueron capaces de fichar ninguno, y se marchó como colista. Y con muy mala pinta de cara al futuro.


Cambio muy inesperado


La segunda parte no tuvo nada que ver con la primera. Sorprendentemente la UD Ourense se metió atrás y el Rápido dominaba el partido. Aunque eso sí, solo asustaba  y poco más. Ocasiones, y claras, tampoco hacía muchas. Cuatro saques de esquina, un par de faltas laterales y un disparo de Yavhé Prieto desde fuera. Más llegadas que goles u ocasiones claras.

Por si fuera poco, en una contra rojilla, el central Méndez despejó con la mano el centro de la UD Ourense. Iago Blanco no perdono yo puso el 3-1 en el 80.

Pero aún tendría que sufrir la parroquia de O Couto. El ex pontino Edu Otero puso el 3-2 ya en el minuto 85 y a los de Fernando Currás le tembló el pulso.  Suerte que enfrente no había para más y que el tiempo se acababa. Los balsámicos tres puntos se quedaron en casa y el Rápido de Bouzas se fue como colista.