BALONCESTO

La elite del baloncesto busca crear en Galicia la mejor cantera de árbitros de España

Los objetivos son la "formación continua y multidisciplinar del árbitro de baloncesto" además de "promover la imagen arbitral dentro del mundo del deporte"

La elite del baloncesto busca crear en Galicia la mejor cantera de árbitros de España

La Escuela Gallega de Árbitros de Baloncesto (ESGAR) nace como novedad en España con el objetivo de conseguir a los mejores colegiados gracias a la formación integral de profesionales del más alto nivel que trabajarán con dos decenas de jóvenes que acaban de coger el silbato.

El director de la ESGAR es Miguel Ángel Pérez, un colegiado de la Liga Endesa e internacional que también dirige el Comité Gallego de Árbitros, y ha contado con expertos de todos los campos que pueden ser de utilidad para los futuros encargados de dirigir los mejores partidos de la Comunidad.

Los objetivos, según explica en declaraciones a EFE, son la "formación continua y multidisciplinar del árbitro de baloncesto" además de "promover la imagen arbitral dentro del mundo del deporte en general y del baloncesto en particular".

Busca, además, "proponer herramientas de trabajo" para que los participantes puedan "alcanzar niveles superiores" en el mundo del arbitraje "con un currículum más completo" y pretende "promover la integración de jóvenes de ambos sexos y de colectivos más desfavorecidos en el mundo del arbitraje".

Para eso cuenta con Jacobo Rial, árbitro de la Liga Endesa, como jefe de estudios, y con otros profesores como el entrenador del Rio Natura Monbus Obradoiro, Moncho Fernández, o el preparador físico de los árbitros de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), Alejandro Vaquera.

El entrenador Carlos Colinas, que es director deportivo de la Federación Gallega de Baloncesto (FGB); José Luis Estévez, que arbitró en ACB y es técnico; Leticia Fernández, como responsable del área de Salud de la FGB; además de un psicólogo deportivo, completan la iniciativa.

Trabajarán con algo más de dos decenas de alumnos escogidos entre los más jóvenes y prometedores del centenar de árbitros que se formó durante la temporada 2014/2015 en los cursos que hace la FGB a través de internet.

A lo largo del curso están programadas actividades en dos bloques, el primero con cinco sesiones presenciales y el segundo con doce jornadas de trabajo en persona y otras ocho en línea con herramientas de trabajo en red.

Los alumnos empezarán con aspectos básicos de salud y prevención de lesiones, preparación psicológica, fundamentos de baloncesto, tanto de técnica individual como de táctica colectiva, y se formarán en la preparación física necesaria.

En este apartado es fundamental el papel de Alejandro Vaquera, que a través de un vídeo en la presentación ha animado a los integrantes de la ESGAR a "trabajar duro" porque "desde el punto de vista físico" es necesario que sean "atletas" para poder desarrollar su labor "en la pista".

Centra el segundo bloque el conocimiento de las reglas del juego, el control de situaciones de partido, la preparación multidimensional del árbitro, la técnica de arbitraje y los fundamentos de mecánica.

Esta es la parte final del curso centrada en perfeccionar los movimientos en la cancha para que los árbitros estén siempre "donde deben estar, para ver lo que deben ver", una norma que aparece en todos los manuales.

Completará esta veintena de colegiados una formación continua durante una temporada entera, una idea novedosa en España, que está abierta a nuevos alumnos que se incorporen al Comité en próximos cursos y que cuenta con el respaldo de eminencias en el mundo del arbitraje.

El colegiado de la Liga Endesa Daniel Hierrezuelo no ha querido perder la oportunidad de desear "suerte" a todos los integrantes de la ESGAR, pues espera que desarrollen grandes aptitudes en el mundo del arbitraje, idea a la que se ha unido, también a través de un vídeo, el árbitro italiano de la Euroliga Luigi Lamonica.