Deporte general

Martín Vicente, condenado por los 'falsos paralímpicos'

Deporte general

El expresidente de la FEDDI presentó en Sydney 2000 un equipo de basket en el que sólo dos jugadores eran discapacitados

Martín Vicente, condenado por los 'falsos paralímpicos'

El expresidente de la Federación española de deportes para discapacitados intelectuales (FEDDI), Fernando Martín Vicente, es el único de los 19 imputados en el caso de los 'falsos paralímpicos' que ha resultado condenado, a una multa de unos 5.400 euros, en tanto al resto de los imputados se les retiraron los cargos.
La sección 23 de la Audiencia provincial de Madrid enjuició este lunes a 19 miembros de la FEDDI y del equipo español de baloncesto que ganó una medalla de oro en los Juegos Paralímpicos de Sydney 2000, cuando únicamente dos de los doce jugadores tenían alguna discapacidad.

Estaba previsto que el juicio se prolongase durante cuatro días, pero un acuerdo entre las partes conllevó que se retiren las acusaciones a 18 de ellos, de manera que quedaron absueltos, y que asuma las responsabilidades por lo sucedido el expresidente de la Federación, Fernando Martín Vicente, que reconoció y aceptó un delito continuado de falsedad en documento oficial y otro de estafa.

Por el primer delito se le impone una multa de diez euros al día durante doce meses y por el segundo una multa de la misma cuantía durante seis meses, lo que suma unos 5.400 euros.

El fiscal y la acusación popular pedían inicialmente dos años de prisión para los 18 acusados, pero finalmente las partes pactaron que sólo se condene al máximo dirigente de la Federación y por la citada multa, al aplicar las atenuantes de dilaciones indebidas (el proceso duraba ya 13 años) y reparación del daño.

Ésta última se aplica porque Fernando Martín ha hecho efectivo un pago de 142.355 euros para restaurar el dinero que supuestamente defraudó al cobrar subvenciones concedidas porque los deportistas eran supuestamente discapacitados.


LOS HECHOS

Los hechos enjuiciados se conocieron tras los Juegos Paralímpicos de Sydney 2000, en los que el periodista Carlos Ribagorda, de la revista Capital, participó como jugador del equipo de baloncesto que ganó la medalla de oro sin tener ninguna discapacidad, precisamente para demostrar que la mayoría de los integrantes del equipo no la sufrían.

El Comité Paralímpico Español retiró las medallas a los jugadores, abrió una investigación y el proceso judicial se dilató porque las defensas de los imputados recurrieron en numerosas ocasiones y las partes no se ponían de acuerdo.

El periodista que destapó la trama en el año 2000 remarcó que entró en el equipo de baloncesto que fue a Syndey porque 'tenía constancia que desde hacía dos años' se cometía ese delito, y sostuvo que los acusados 'lo hicieron en el Mundial de Brasil de 1998, con cuatro deportistas sin ningún tipo de minusvalía, y en el Eurobasket de 1999, donde jugaron nueve'.

Su intención era denunciar, lo que hizo en un reportaje al volver de Sydney, pero acabó imputado, aunque ha salido absuelto.