Los consejos de Caja España y Caja Duero ratifican el acuerdo de fusión

Un hombre pasa junto a una oficina de Caja España.
El consejo de administración de Caja España y el de Caja Duero aprobaron este martes la propuesta de fusión elaborada por la comisión negociadora en las reuniones mantenidas en Tordesillas (Valladolid).
La denominación social de la nueva entidad será Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria, Caja de Ahorros y Monte de Piedad. La sede social, la presidencia y los órganos de gobierno se ubicarán en León, sede de Caja España, mientras que la sede de la Dirección General se ubicará en Salamanca. Para acometer el proceso, pedirán 562 millones al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

En cuanto a los servicios centrales, se distribuirán entre las dos entidades, de manera que a Caja España le corresponderán las áreas de Riesgos, Financiera, Gabinete de Integración y Relaciones con el Banco de España, Logística y Desarrollo Organizativo. Los departamentos de Negocio, Planificación y Control, Participadas, Obra Social, Comunicación y Relaciones Institucionales e Informática serán para Caja Duero.

En la Obra Social de la entidad resultante, que tendrá la sede en Salamanca, se realizará una gestión descentralizada del presupuesto al 50 por ciento y con especial atención a las provincias de origen de las cajas.

Además, ambas partes se someterán a los estudios correspondientes por parte de los respectivos departamentos, con el asesoramiento y apoyo de consultores especializados de 'reconocido prestigio' elegidos de común acuerdo; la determinación de los elementos y componentes de la plataforma tecnológica que pueda resultar más eficiente, así como la segregación de las fusiones vinculadas al área de Informática que dé lugar a su distribución en dos divisiones: Informática (Caja Duero) y Logística (Caja España).

Por otra parte, las provincias que en su día fueron sede de entidades fundacionales de ambas cajas podrán ser cabeceras de áreas territoriales de la nueva entidad. Al respecto, el presidente de Caja España, Santos Llamas, destacó que al referirse a Caja Duero y Caja España 'no se habla únicamente de León y Salamanca'.

TERRITORIOS HISTÓRICOS

En este sentido, aseguró que el proyecto afecta a toda la Comunidad y 'muy en especial' para Caja España a Valladolid, Zamora, Palencia y Salamanca como territorios históricos, por lo que en dichos lugares se establecerán los repartos que los órganos de Gobierno determinen en el desarrollo de la entidad resultante de la fusión.

En cuanto al logotipo de la futura entidad, concretó que de momento funcionará con los dos actuales. No obstante, puntualizó que durante los próximos dos años se encargará un estudio a una empresa experta para vender la futura marca si ésta se decide crear.

Para Santos Llamas, la aprobación del acuerdo de fusión en el Consejo de Administración de Caja España de manera unánime marca un 'hito' que se prolongará hasta el próximo mes de junio. 'El camino empieza a ser importante a partir de hoy', declaró.

'TRANQUILIDAD' A LOS EMPLEADOS

Por otra parte, lanzó un mensaje de 'ánimo' y de 'tranquilidad' para los empleados porque desde el Consejo de Administración se contempla y se apoya el pacto laboral, que debe llegar 'a buen fin'. 'Que no tengan ninguna duda', apostilló.

El presidente de Caja España explicó que el acuerdo de fusión alcanzado ya se ha comunicado al Banco de España y a la Junta de Castilla y León y dentro de unos 15 ó 20 días habrá un Consejo Extraordinario para mandar la documentación necesaria al Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB), entidad a la que se solicitará una cuantía de 562 millones de euros.

Después, cuando el Banco de España dé el visto bueno al proceso, en febrero o en marzo se celebrará el Consejo Extraordinario en el que se aprobará de manera definitiva la fusión y en marzo o abril será la Asamblea General como último eslabón decisorio para aprobar la fusión.

'Es ahora cuando empieza la verdadera fusión', aseguró, y señaló que desde el momento actual los miembros de los consejos de administración de las entidades implicadas en el proceso tendrán que trabajar 'duro' y 'más unidos'.

DOS AÑOS DE TRANSICIÓN

Al ser preguntado por la estructura de la entidad en un futuro, indicó que el reparto permanecerá como se plantea actualmente durante dos años, de transición. 'Lo que está claro es que hay órganos que no se moverán, entre comillas', agregó.

En este sentido, el vicepresidente segundo de Caja España y alcalde de León, Francisco Fernández, indicó que si se planteara un cambio de la distribución de los órganos, debería aprobarse en un futuro por los cuatro quintos de la Asamblea General, por lo que se 'aseguran mucho' las decisiones adoptadas.

Respecto a los miembros que conformarán la Asamblea General y el Consejo de Administración de la entidad resultante de la fusión, Santos Llamas concretó que los componentes de la Asamblea General se duplicarán, por lo que serán 34 personas quienes formen parte de este órgano.

En cuanto al presidente de la entidad fusionada, señaló que ocupará el cargo la persona que determine el Consejo de Administración que se componga en su día.

'SIN DERROTAS'

Para Santos Llamas, el acuerdo alcanzado con Caja Duero es 'bueno' porque 'nadie puede decir que ha perdido ni que ha ganado'. Es un acuerdo al 50 por ciento, por lo que no es 'de vencedores y vencidos'. 'Nadie se puede sentir derrotado', apostilló.

Además, subrayó que Caja España y Caja Duero son las únicas dos entidades de ahorro en el ámbito nacional 'medianas' que conseguirán fusionarse para crear una entidad 'grande', motivo por el cual son 'pioneras'.

Por su parte, Francisco Fernández manifestó que 'por una vez' se ha ganado al futuro y se ha iniciado el proceso en el momento 'oportuno' para que León pueda 'adelantarse' a muchas provincias. 'El acuerdo tomado deja claro que tenemos asegurado el presente y tenemos grandes expectativas de futuro. Estamos todos satisfechos y de enhorabuena', subrayó.

Finalmente, Llamas indicó que en el Consejo de Administración celebrado hoy faltaban tres consejeros, aunque aseguró haber mantenido conversaciones con cada uno de ellos en las que expresaron su 'apoyo total' al acuerdo alcanzado.

TRES VOTOS EN CONTRA EN CAJA DUERO

Por su parte, el Consejo de Administración de Caja Duero ratificó este martes el principio de acuerdo de fusión con Caja España gracias a 13 votos a favor, 3 en contra y la ausencia de uno de sus integrantes, Francisco Rubio, quien no pudo asistir pero que apoyó la iniciativa a través de un comunicado.

Según el presidente de Caja Duero, Julio Fermoso, esta decisión es 'un paso más' para posibilitar el acuerdo entre las dos entidades de ahorro 'ir constituyendo la séptima caja de ahorros de España'.

El máximo responsable de la entidad salmantina indicó que esta fusión permitiría 'jugar en primera división', pero que no se hará efectiva sin alcanzar un acuerdo con los sindicatos y un plan de negocio.

Sobre las condiciones de la entente, matizó que 'en todo este proceso hay siempre una sensación agridulce, el que salga contento plenamente es porque está haciendo una absorción'.

'Siempre hay algún desgarro, siempre hay algún roto en una fusión', aseveró. Aún así, resaltó que los sinsabores son 'muy pequeños en relación con los dulces' y estos acuerdos 'se incorporará a los estatutos de la nueva entidad'.

REUNIÓN PREVIA EN VALLADOLID

Este Consejo de Administración se celebró tras la reunión que mantuvieron en las dos últimas jornadas, domingo y lunes, las comisiones negociadoras de Caja Duero y Caja España en el parador de Tordesillas (Valladolid).

Fermoso aseguró que en esta cita no hubo 'conversaciones' sobre los posibles candidatos para liderar la Presidencia ni para direcciones puesto que entonces 'no tocaba' hablar de ese asunto. En cuanto a la posibilidad de que sea él mismo dijo: 'es algo que no me he planteado nunca. No me interesa. Podría caer en la estupidez de aceptar algo que nadie me ha ofrecido'.

Asimismo, reseñó que para el acuerdo 'no ha habido ninguna injerencia de carácter político'. De todas formas, explicó que mantuvieron un encuentro con el vicepresidente segundo y consejero de Economía de la Junta, Tomás Villanueva, en el que se le expusieron algunas peticiones de las cajas sobre normativa.

Sobre este asunto, señaló, por ejemplo, que una de los asuntos tratados con Villanueva es la intención de que se mantengan conjuntamente las asambleas de las dos cajas hasta que se formalice la nueva entidad y que la de Caja Duero sea de 160 miembros, al igual que la de Caja España, para que haya equidad en la toma de decisiones comunes.

El acuerdo se cerró tras una reunión de más de nueve horas en el Parador de Tordesillas --continuación de la que mantuvieron en la tarde del domingo-- en la que estuvieron presentes los equipos de Caja Duero y Caja España, encabezados por sus presidentes, Julio Fermoso y Santos Llamas, respectivamente.

En el encuentro Caja Duero y Caja España alcanzaron ese acuerdo de fusión que posteriormente han llevado a sus respectivos consejos de administración en sus sedes de Salamanca y León, respectivamente.

FUTURO Y DIFERENCIAS

Posteriormente, habrá otro consejo de administración para preparar los papeles del plan de negocio, los relacionados con el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) --al que está previsto que soliciten alrededor de 600 millones--, para que el Banco de España de su visto bueno y posteriormente se convocará otro consejo, ya en febrero o marzo, que de forma definitiva podrá dar su apoyo definitivo para después trasladar el acuerdo a las asambleas.

Respecto a las diferencias entre las comisiones de ambas entidades que provocó que en la pasada semana 'se rompiesen las negociaciones',

Te puede interesar