Economía

El miedo al coronavirus se deja sentir con fuerza en la economía

Economía

ECONOMÍA

El miedo al coronavirus se deja sentir con fuerza en la economía

Los casos de coronavirus ya se cuentan por cientos de miles en todo el mundo. Los esfuerzos por contener esta pandemia parecen cada vez más inciertos.

A la preocupación por los contagios de Covid-19, se ha sumado en las últimas semanas un descalabro económico de magnitudes todavía difíciles de calcular. La pregunta del millón es la siguiente: ¿está justificado el actual escenario de psicosis financiera?


Descalabros bursátiles por todo el mundo


Echar un vistazo a Wall Street hoy no es tarea apta para cardíacos. En las últimas semanas, sus principales índices de referencia sufrieron batacazos que los inversores más aprensivos tardarán mucho tiempo en olvidar. Miles de millones de dólares se volatilizaron en apenas unas sesiones.

El Ibex 35 cerraba febrero con su peor semana en 10 años y pérdidas próximas al 12 % de su capitalización y registró el pasado jueves 12 de marzo el peor desplome de su historia al caer un 14%. Las bolsas asiáticas también llevan semanas cayendo con más fuerza todavía, debido a la proximidad geográfica con China, el foco de origen de esta pandemia.

Estos últimos días se registraba una pequeña contención de la sangría, aunque todavía es pronto para saber si lo peor ya ha pasado en los mercados bursátiles mundiales.


Cancelación de grandes eventos


Cada día son más las autoridades sanitarias de muchos países que recomiendan la cancelación de todos aquellos eventos que reúnan a un gran número de personas, ya que se considera que así se logrará contener el contagio de un virus que está demostrando tener gran facilidad para propagarse.

El Mobile World Congress ha sido uno de los principales eventos que se ha visto finalmente obligado a cancelar su edición de este año en nuestro país.

Con la declaración del estado de alarma el día 13 de marzo se han cancelado sistemáticamente todos los eventos programados para los próximos meses. Incluso a nivel internacional se han clausurado o aplazado acontecimientos tan importantes como los Juegos Olímpicos de Tokio, que se posponen a 2021 por el coronavirus.

Con la decisión del gobierno de prolongar el estado de alarma hasta el 11 de abril, parece que la situación no va a cambiar en el corto plazo. No obstante, a estas alturas, en las que la contención se aleja cada vez más de ser una realidad, muchos se expertos se plantean si estas medidas tan nocivas para la economía serán suficientes para detener la expansión del Covid-19.

En resumen, el miedo al coronavirus se está dejando notar con fuerza en las economías de todo el mundo: descalabros en los principales parqués internacionales, cancelaciones de eventos con afluencia masiva de visitantes, etc. ¿Pero están siendo razonables o exageradas las reacciones económicas y logísticas a esta crisis de salud mundial? ¿Deberemos aprender a convivir sin mayores sobresaltos con este nuevo virus?