Economía

La Reserva Federal y el Banco Central Europeo lideran un recorte de medio punto en los tipos de interés

Economía

En la zona euro, el tipo de interés se reduce hasta el 3,75%

La Reserva Federal y el Banco Central Europeo lideran un recorte de medio punto en los tipos de interés

El Banco Central Europeo (BCE), la Reserva Federal, el Banco de Inglaterra y sus homólogos de Suecia, Canadá y Suiza acordaron aplicar un recorte de medio punto en los tipos de interés con el objetivo de reducir las tensiones en los mercados financieros. Asimismo, el Banco de Japón mostró su apoyo a la acción coordinada de los bancos centrales, pero optó por mantener los tipos en el 0,5% al considerar que ya están 'muy bajos'.
De este modo, el BCE informó de que recortará medio punto porcentual los tipos de interés, hasta el 3,75%, con efectos a partir de la próxima operación principal de refinanciación del 15 de octubre.

El 17 de septiembre de 2001, tras los atentados contra las Torres Gemelas, el BCE y la Reserva Federal también acordaron una decisión similar de recortes para reactivar el crecimiento mundial. En aquella ocasión, el organismo europeo recortó también los tipos en medio punto, hasta el 3,75%.

'La presión inflacionista ha comenzado a moderarse en varios países, reflejando parcialmente un marcado descenso en los precios de la energía y de otras materias primas. Las expectativas de inflación están disminuyendo y permanecen bien ancladas respecto a la estabilidad de precios', indicó la institución presidida por Jean Claude Trichet en un comunicado.

La reciente intensificación de la crisis financiera ha aumentado los riesgos bajistas para el crecimiento y por eso han disminuido más los riesgos alcistas para la estabilidad de precios, explicó el BCE, cuyo Consejo de Gobierno mantuvo una reunión mediante teleconferencia.

En este escenario, el Banco Central Europeo subrayó que 'una relajación de las condiciones monetarias globales, por lo tanto, está justificada'.

No obstante, el BCE señaló que, pese al descenso de los riesgos inflacionistas, continúa siendo 'imperativo' evitar los efectos de segunda vuelta en precios y salarios.

'El mantenimiento de las expectativas de inflación ancladas en línea con nuestros objetivos y la garantía de la estabilidad de precios apoyará un crecimiento sostenible, así como el empleo, y contribuirá a una estabilidad financiera', aseguró la institución.

En su última reunión, el pasado 2 octubre, el BCE mantuvo los tipos de interés estables en el 4,25%, aunque Jean Claude Trichet indicó que los miembros del consejo valoraron también la posibilidad de rebajar los tipos de interés.

LOS TIPOS EN EEUU SE SITÚAN EN EL 1,5%.

Por su parte, la Reserva Federal (Fed) ha recortado también su tipo de interés en medio punto, hasta situarlo en el 1,5%, después de haberlo mantenido sin cambios desde el pasado 30 de abril.

El regulador indicó que, el Comité de Mercado Abierto tomó esta decisión ante la evidencia que señala a un debilitamiento de la actividad económica y una reducción de las presiones inflacionarias.

'Los nuevos datos económicos sugieren que la actividad económica se ha ralentizado en los últimos meses. Más aún, la intensificación de las tensiones financieras ejercerán mayores limitaciones a los préstamos, en particular por la reducción de la capacidad de los constructores y negocios de obtener crédito. La inflación ha sido alta, pero el Comité espera que la bajada en los precios de la energía y otras materias primas y la debilidad de las perspectivas económicas hayan reducido los riesgos de un aumento de la inflación', apuntó el regulador.

REINO UNIDO, CANADÁ, SUECIA Y SUIZA TAMBIÉN RECORTAN MEDIO PUNTO

Por su parte, el Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) se sumó a la acción coordinada y recortó medio punto porcentual los tipos de interés, hasta el 4,5%, en una reunión que los miembros del Comité adelantaron varias horas respecto al encuentro programado por la institución.

Asimismo, sus homólogos de Suecia, Canadá y Suiza se sumaron a la acción con recortes de medio punto porcentual, que sitúa sus respectivas tasas de interés en el 4,25%, 2,5% y 2,5%, respectivamente.

Por otro lado, el Banco de Japón, que ha mostrado su respaldo a la medida, pero que no ha adoptado el mismo recorte de tipos, puesto que la tasa en Japón está situada en el 0,5%, mostró su confianza en que esta medida contribuya a garantizar la estabilidad de los sistemas financieros y las economías de estos países.

'Los tipos de interés en Japón están muy bajos y las condiciones monetarias se mantienen acomodaticias', precisó el Banco de Japón, que apuntó que los mercados financieros nipones han mantenido cierta estabilidad en comparación con otros países industrializados.