Economía

El retraso de la jubilación a los 67 supera el primer escollo

Economía

La reforma legal que promueve el Gobierno contó en el Congreso con el apoyo de PSOE y CiU

El retraso de la jubilación a los 67 supera el primer escollo

El Pleno del Congreso de los Diputados derrotó ayer con los votos de PSOE y CiU y la abstención del PP y PNV las tres enmiendas a la totalidad que habían presentado ERC-IU-ICV, BNG y UPyD contra la ley que retrasa las pensiones a los 67 años. De esta forma, la norma no ha tenido problemas para superar el trámite. A partir de ahora, continúa su tramitación, durante la que el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, confía en alcanzar un 'acuerdo mayoritario'.
En todo caso, el Gobierno no modificará los puntos principales de la ley, que son, además de retrasar la jubilación, el aumento del período de cálculo de 15 a 25 años y el requisito de una carrera de cotización de 37 años -frente a los 35 años actuales- para cobrar la pensión máxima, y que acordó con los agentes sociales en el marco del pacto social y económico. Además, el Ejecutivo no tiene prisa. No está previsto que la norma entre efectivamente en vigor hasta 2013, y a partir de entonces se dará un horizonte de 15 años para elevar progresivamente la edad de jubilación hasta los 67 años, de modo que los cambios se completarían en 2027.


ANTICIPACIÓN

En el debate se volvieron a oír las mismas posiciones que ya se habían expuesto en ocasiones anteriores. Así, Gómez explicó que es 'importante anticiparse' a la 'sobrecarga' del sistema de pensiones ante el aumento del número de pensionistas y su esperanza de vida en los próximos 40 años. Además, y en opinión del titular deTrabajo, no se trata de una ley que lo único que haga es retrasar la edad de retiro. 'Sería simplificador presentarlo como un mero retraso de la jubilación', explicó Gómez, que limitó su alcance, ya que únicamente la mitad de las personas que se jubilan ahora a los 65 años se verían obligados a jubilarse a los 67. Además, cada cinco años se revisará el sistema de pensiones, lo que supone 'un seguro elemento de equilibrio' y no una 'amenaza'.