Entrevistas

Quico Jorreto: Espacio y luz

Entrevistas

entrevista

Quico Jorreto: Espacio y luz

Quico Jorreto.
photo_cameraQuico Jorreto.

Hereda el sentido común de la arquitectura tradicional pero se alinea con el diseño más contemporáneo a la hora de conjugar sus espacios

Quico Jorreto (Ourense, 1970), inició su actividad profesional con el siglo XXI, trabajando en la oficina de Rehablitación del Casco Histórico de Ourense. Lleva más de quince años ejerciendo la arquitectura y lo hace fundamentalmente por todo el territorio gallego, aunque cuenta también con obra en el resto de España. Pero se ha marcado una distancia máxima de 200 kilómetros entre su estudio en la urbanización del Pazo de Ramirás y cualquier proyecto sobre el que tenga que trabajar en el terreno.  El suyo es un estudio austero, minimalista, pero cómodo y diáfano cuyos tras cuyos grandes ventanales se domina una bella perspectiva del Miño. Con un importante palmarés de premios en su carrera, trabaja con elegancia un diseño moderno que se integra a la perfeccción en el paisaje.
 

1. ¿Le gusta tener el control de sus proyectos hasta que están finalizados?
Me gusta llevar la dirección de la obra, además de la realización del proyecto. Y sí, creo que es importante hacer un seguimiento asiduo de esa obra, con visitas constantes sobre el terreno para que se cuiden hasta los más pequeños detalles. Si no, puede terminar siendo otra cosa. Por eso prefiero trabajar en Galicia o en los límites. Para cumplir con ese objetivo que yo mismo me autoimpongo. Esto implica que acepte pocos encargos, para dedicarme de manera exhaustiva a todos ellos.
 

2. ¿Cuáles son las señas de identidad, los rasgos que caracterizan las casas de Quico Jorreto?
En primer lugar, pienso en las necesidades del cliente, en la situación y las características de la parcela, de su entorno... eso es el ABC de la arquitectura. A partir de ahí yo busco que exista una integración en el paisaje, que la casa aporte calidad de vida a quienes la van a ocupar, que esté bien orientada, amparada de los vientos dominantes, de las miradas indiscretas...
 

3. La cubierta plana, las formas y los espacios...  las casas se integran en el paisaje rural. Pero son muy diferentes de las que nos vamos a encontrar en el rural
Formalmente son diferentes, cierto. Pero yo tengo un gran respeto por la arquitectura tradicional y hay muchos elementos en común con el trabajo que hago. Estaban hechas con mucho sentido común, tenían en cuenta la orientación más adecuada, buscaban el uso de los materiales del entorno... la arquitectura tradicional se basaba en la necesidad de resolver problemas con mucho sentido común y muy integradas en el paisaje.
Lo único que, hoy día disponemos de otros materiales, de otros métodos constructivos, que nos permiten aplicar los mismos conceptos buscando esos mismos conceptos que son integración y confort.
 

4. Una casa de diseño contemporáneo ¿es más cara?
Al contrario. Por lo que decía antes. Los métodos constructivos y los materiales que tenemos en el siglo XXI y el mismo sentido común que se utilizaba en la construcción tradicional, permiten realizar casas muy confortables, muy bien integradas en el paisaje, eficientes desde el punto de vista energético y en menor tiempo, aspectos que abaratan su coste.
 

5. ¿Cuáles son las fuentes de las que bebe quico jorreto cuando diseña?
Sobre todo los maestros del movimiento moderno, Le Corbusier, Mies van der Rohe; españoles como Alejandro de la Sota, César Portela, Manuel Gallego, y algunos arquitectos japoneses. Esas influencias, junto con los conceptos primordiales de la arquitectura tradicional conforman el trabajo que yo hago buscando siempre conceptos como el respeto por el paisaje, construir con mis materiales preferidos que son el espacio y la luz.
 

6. En su catálogo de realizaciones hay una que llama especialmente la atención. “Automonta” ¿En qué consiste?
Este es un proyecto que hice en los años de la crisis. Un proyecto de investigación para conseguir una casa muy económica que no renunciase al diseño y que fuera muy fácil de montar e incluso que se pudiera desmontar y trasladar. La patenté y ahora estamos construyendo la primera unidad en Laias.

Es una casa de setenta y tres metros cuadrados, que está optimizada, modulada, de manera que no haya desperdicio de material, que la forma de montarla sea muy rápida y económica, con el espacio mejor aprovechado. Tiene dos dormitorios y un salón con doble altura y es de diseño moderno y muy eficiente desde el punto de vista energético, tanto que con una estufa de biomasa tendría una calificación energética A. Su interior es polivalente, pues puede organizarse a partir de 1, 2 o 3 dormitorios y, al final nos encontramos con una casa que puede ser la primera vivienda de una familia joven, que va a poder disponer de ella en menos de un mes y por cuarenta mil euros, con todo incluido, o como segunda vivienda en una zona de veraneo, en la playa o en la montaña. Eso sí, como toda construcción que se realiza en Galicia, necesita licencia y una parcela que sea edificable. Fuera de Galicia, ya dependerá de las normativas sobre suelo que estén vigentes en cada lugar.
 

7. ¿Qué materiales utiliza?
Es una estructura metálica y unos paneles sandwich de altísimo rendimiento energético y aislamiento y todo está construido a partir de la modulación del panel sandwich. El interior va forrado de madera y las instalaciones están minimizadas en tres o cuatro puntos para que sean fáciles y rápidas de montar con el menor coste.
Al final es como montar un mecano.
 

8. ¿Ha pensado en exportar este modelo?
Mi idea es franquiciarla, pero primero quiero que esté la primera acabada para que se pueda ver y comprobar que estamos ante una vivienda perfectamente confortable, con un diseño atractivo, que encaja perfectamente en el paisaje.
Se puede aplicar en los Ladnscape hotels que se integran en el paisaje con estructuras en las que esta casa encaja. Esta pensado para muchas soluciones. Se lleva la casa en un contenedor y con un destornillador y un pequeño manual se puede montar sin problema en cualquier parte del mundo.
 

9. Si salimos a la calle ¿Cuánta arquitectura vemos?
Últimanente el 99 por ciento de los edificios que vemos no responden al concepto de arquitectura. No es arquitectura como cultura. Es construcción pura y dura. Para que haya arquitectura tiene que haber detrás emoción, sensibilidad... tiene que haber arte.
 

10. ¿Hay en Galicia una generación, un movimiento de jóvenes arquitectos?
Yo no hablaría de generación ni de movimiento. Sí que hay una cierta sintonía entre un grupo que podemos ser entre cincuenta o sesenta, que estamos en la misma onda o con las mismas inquietudes. Pero en Galicia hay 3.000 arquitectos. Para los que comienzan, aunque tengan muchas inquietudes e interés, el momento es especialmente duro porque no tienen oportuidad de trabajar. A veces ni siquiera la opción de adquirir experiencia.