DEBATE ELECTORAL

Casado y Rivera se disputan el centro derecha con un duro enfrentamiento

Pensiones, impuestos, o la eutanasia fueron alguno de los temas que motivaron el enfrentamiento

Casado y Rivera se disputan el centro derecha con un duro enfrentamiento

Los líderes de PP, Pablo Casado, y el de Ciudanos, Albert Rivera, se han disputado este martes los votos de centro derecha al protagonizar un duro enfrentamiento sobre diversas cuestiones, como las pensiones, los impuestos, o la eutanasia, en el debate a cuatro de Atresmedia.

Si en el debate de este lunes en RTVE Casado evitó confrontar con Rivera, a quien ve como su posible socio de Gobierno frente al "adversario" Sánchez, este martes no ha eludido replicar a las críticas del líder de la formación naranja, que se ha proclamado el "presidente de las familias".

Un ámbito en el que Casado se ha erigido varias veces en defensor, así como en la rebaja fiscal, por lo que ha rechazado las críticas de Rivera en esta sentido. Incluso ambos se han enzarzado en un rifirrafe al llegar al tema de la vivienda, en el que ha llegado a mediar la moderadora Ana Pastor.

Pero además Rivera ha lanzado a Casado el reto de llegar a un acuerdo para regular la eutanasia porque "el dolor no entiende de ideologías ni la caridad tampoco", ha advertido al líder del PP, al que ha avisado de que si quiere llegar a acuerdos en el Parlamento hay que regularla.

A Casado no le ha hecho gracia que el líder de la formación naranja haya introducido este tipo de cuestiones "morales" para "rascar unos cuantos votos" y ha asegurado que el PP ya ha sido "pionero" en regular la muerte digna en las comunidades de Madrid, Galicia y Castilla y León.

También ha mostrado Rivera claramente su desacuerdo con Casado sobre la ley del aborto, hasta asegurar que la intención del presidente de los populares de volver a la ley del 85 les "distingue" porque su partido cree que la normativa actual es "razonable" y debe mantenerse.

El enfrentamiento entre Casado y Rivera sobre las pensiones y los impuestos ha sido aprovechado por Pedro Sánchez para reprocharles: "ya están con las primarias de la derecha, a ver quién dice la mayor barbaridad".