España

El celador de Olot reconoce que mató a once residentes

España

No se descarta que haya cometido más asesinatos, que el califica como actos de compasión

El celador de Olot reconoce que mató a once residentes

El celador del geriátrico 'La Caritat' de Olot, Joan Vila, confesó ayer ante el juez haber 'ayudado a morir' a un total de once ancianos, ocho más de los tres que había admitido inicialmente. Vila, de 45 años, prestó una nueva declaración a petición propia, después de la exhumación de ocho cadáveres por orden del juez que lleva el caso para determinar las causas de su muerte, ya que coincidían con los turnos en los que había trabajado el celador en el geriátrico.
Joan Vila precisó que en las primeras ocasiones usó una mezcla de barbitúricos y medicamentos para acabar con la vida de los ancianos, mientras en las tres últimas recurrió a un líquido corrosivo. Según ha informado el abogado defensor de Vila, Carles Monguilod, tras la declaración en el Juzgado de Olot, el acusado no supo explicar la razón por la que cambió de 'modus operandi' para quitar la vida de los ancianos, y que permitió a sus primeras ocho víctimas morir de una forma mucho menos cruenta.

Seis de sus víctimas fallecieron debido a una mezcla mortal de medicamentos, dos por una sobredosis de insulina mientras las tres últimas perdieron la vida con grandes sufrimientos tras haber sido obligadas a ingerir lejía y otros líquidos corrosivos.

'Tengo que creer que no ha cometido más asesinatos', comentó Monguilod, aunque entiende las dudas de los abogados de las familias después de que, en sucesivas confesiones, Vila admitiera primero un crimen, luego tres y ahora once, con posibilidad de un duodécimo. Vila ha considerado estos crímenes como actos compasivos, que ha calificado como 'eutanasia'.

Te puede interesar
Más en España