España

Zaragoza condena la violencia machista y pide más protección

España

VIOLENCIA MACHISTA

Zaragoza condena la violencia machista y pide más protección

Imagen de la manifestación de este lunes en Zaragoza.
photo_cameraImagen de la manifestación de este lunes en Zaragoza.

Tras una pancarta que rezaba "No morimos, nos matan", los familiares y amigos de la víctima de violencia machista asesinada la madrugada del domingo en la ciudad han denunciado el crimen

Cientos de personas se han concentrado esta tarde en la Plaza de España de Zaragoza para condenar el asesinato machista que le ha costado la vida a una vecina de 37 años del barrio de Las Delicias y han reclamado más medidas para combatir la violencia contra las mujeres.

Tras una pancarta que rezaba "No morimos, nos matan", los familiares y amigos de la víctima han denunciado este crimen que ha dejado huérfana a una niña de nueve años, arropados por zaragozanos de todas las edades que han llenado la plaza de carteles en los que clamaban "ni una más", "nunca olvidaremos" o "somos el grito de las que no están".

La portavoz de la Coordinadora de Asociaciones Feministas de Zaragoza, Paloma Lafuente, ha sido la encargada de dar voz a un manifiesto en el que ha mostrado su "dolor y rabia" por el asesinato y en el que pedido que se intensifiquen las políticas para combatir la violencia machista.

"¿Cuántas vidas son necesarias para comenzar a tomar medidas?", se ha preguntado la portavoz, que ha reclamado que se active el Pacto de Estado contra la Violencia de Género para poner fin a los feminicidios en España.

En su discurso, Lafuente ha denunciado el acoso al que están sometidas las mujeres que tienen que soportar a diario micromachismos, violaciones, amenazas de custodia, violencia económica, mediática, patrimonial, psicológica o jurídica, pero que encuentran muchas dificultades para denunciarlo.

"Salimos a la calle a responder ante la justicia patriarcal", ha añadido la portavoz, que se ha acordado de la masiva manifestación que recorrió las calles de la capital aragonesa el pasado viernes, tras conocerse la decisión judicial de otorgar la prisión provisional bajo fianza de 6.000 euros a los integrantes de La Manada, condenados por abuso sexual.